NBA

"Eres muy débil": la falta de respeto de LaMelo a Campazzo y la genial respuesta de éste

Campazzo hizo un gran partido, con 4 robos y 10 asistencias (récord en la NBA), pero también tuvo este encontronazo con LaMelo Ball, rookie de los Hornets.

0

Nikola Jokic volvió a ser el líder indiscutible de los Nuggets al aportar un triple-doble en el partido que ganaron con facilidad a los Hornets, rompiendo su racha de cuatro triunfos consecutivos. El pívot se fue a 12 puntos, 10 rebotes y 10 asistencias que ayudaron a los Nuggets (24-16) a conseguir la segunda victoria consecutiva, la octava en los últimos 10 partidos disputados, con la que vuelven a ocupar el segundo lugar de la División Noroeste y el quinto de la Conferencia Oeste.

El triple-doble de Jokic fue el décimo en lo que va de temporada y el 51 desde que llegó a la NBA. Y aunque su actuación fue, una vez más, magistral, no fue el único que destacó. Michael Porter Jr. también mantuvo su gran momento de juego y logró un doble-doble de 21 puntos y 13 rebotes, que lo dejaron como el mejor jugador de los Nuggets dentro de la pintura. Mientras que Will Barton encestó 23 tantos como líder del ataque de los Nuggets, que acabaron con un 58% en tiros de campo, además de anotar 16 triples de 44 intentos.

Pero si hubo un jugador desequilibrante y factor sorpresa ganador con los Nuggets fue Facundo Campazzo, que salió de reserva para jugar 25 minutos llenos de acciones espectaculares. Además de darle toda una lección de manejo de balón y dirección en el juego de ataque al novato segunda selección en el pasado sorteo universitario, LaMelo Ball. Campazzo acabó el partido con 6 puntos, 2 rebotes, 10 asistencias, y 4 robos. Mostró toda su clase a la hora de anticiparse en las recuperaciones de balón y su manejo de balón hacia la canasta rival fue consistente con toques de magia y un pase magistral de espaldas a Porter Jr. para que su compañero hiciese un mate grandioso.

Ante el gran juego de Campazzo, Ball, que disputó 22 minutos, acabó con 14 puntos tras anotar 5 de 11 tiros de campo. Y ambos tuvieron un altercado. El base del equipo de Jordan quiso tirar de 'trash talking' ante el argentino y durante el segundo cuarto le provocó al decirle: "Eres débil y por eso no juegas más". Ball no consiguió el efecto deseado, sino todo lo contrario. El base de los Hornets picó el orgullo de su rival, que demostró su gran visión de juego y su anticipación durante la noche. Y el argentino fue capaz combinar ambas virtudes en una misma jugada y en la cara de LaMelo. Campazzo mostró toda su clase a la hora de robar el balón para terminar la jugada un pase magistral de espaldas en la cara del propio LaMelo. Una asistencias que su compañero Michael Porter Jr. no desperdició para terminar con un gran mate.