1234T
RMA 19 21 25 20 85
TEN 23 23 16 17 79

Finalizado

COPA (SEMIFINALES) | REAL MADRID-TENERIFE

La octava seguida del Madrid

Los blancos, que no pierden en Copa con nadie que no sea el Barça desde 2008, jugarán su octava final consecutiva. Llull, Causeur, Deck y Tavares, decisivos.

Una batalla de baloncesto a la altura de este torneo eleva al Madrid otra vez a la final, de la que no se cae desde 2014. La octava consecutiva en la era Laso, a la caza de su séptimo título del KO en diez años, en una nueva edad de oro del baloncesto merengue. Como siempre en la última década, pero diferente. Esta vez ha llegado al último peldaño en una temporada muy difícil, en la que no partía como favorito y en la que ha ido encadenando bajas e inconvenientes. Este sábado, además, tuvo que remontar una desventaja de ¡18 puntos! para conseguir imponer el peso de su historia.

Lo hizo inicialmente con el desenfreno de Llull y luego con la defensa y el acierto impecable de Causeur (18 puntos con 11 tiros), a los que se sumaron un Deck completísimo (18+7) y Tavares, que de una u otra manera siempre resulta decisivo: 15 rebotes y 4 tapones. También Carroll (+20 con él en pista) y Rudy. En el Lenovo Tenerife, Marcelinho Huertas (22 tantos) acabó aislado luchando contra molinos gigantes. Atrás quedaba una puesta en escena magnífica del colectivo, con momentos de gran nivel de Fitipaldo (terminaría soñando con Causeur) y el crecimiento, muy aplaudido por el seleccionador Scariolo, de Fran Guerra (15, aunque solo un rebote en un combate que perdieron por 39 a 28).

Durante el primer cuarto y medio, los insulares lo bordaron. Sujetaron al rival, apaciguaron el ritmo y en media cancha eran los reyes del mambo. Apretaban en la línea de creación, ralentizando la velocidad con la que los blancos pensaban y ejecutaban, y atascaban la pintura. Provocaban algunos fallos tontos, pérdidas ajenas (7 al descanso), muchos tiros reguleros y cuando el Real iba a la línea de personal… fallaba. Hasta cincos veces entonces. En ataque, los aurinegros quebraban con facilidad la primera línea defensiva. Lo hacían los bases, Fitipaldo, que además embocaba tres triplazos y conectaba de maravilla con Fran Guerra, y luego Huertas. El brasileño generaba un falso caos y liberaba a Cavanaugh en las esquinas. La superioridad del aspirante era absoluta: 22-40, minuto 15, tras una técnica a Laso.

La alarma madridista atronaba en el WiZink Center, peligro de colapso, y el técnico vitoriano recuperaba a Tavares al que rodeaba de cuatro bajitos: Llull, Carroll, Rudy y Deck. El Increíble, superado atrás por Fitipaldo, lanzó una carga con todo, era la respuesta al SOS de sus compañeros. Tres arrancadas, tres canastas para cambiar el paso. El duelo pasaba a ser a campo abierto y el quinteto pequeño de Vidorreta (Sulejmanovic, Sergio Rodríguez y Yusta como piezas más altas) no daba la réplica y sufría en el rebote. Causeur cerraba el periodo con su segundo triple con finta: 40-46. La alerta había dejado de sonar.

Causeur, el pilar central

El Madrid, como tantas otras veces, se recomponía a tiempo para dar el zarpazo letal en el tercer cuarto. Y lo asestó con la defensa de Causeur, que ahora ataba en corto a los bases laguneros. Un pilar en el que se apoyaron otros: la vorágine encestadora de Carroll, la dirección de Llull y la activación de Tavares en ataque. Si incluimos los tiros libres, el campeón dispuso de nueve intentos de canasta más en ese tercer acto, que vivió un parcial de 13-2 que volteaba la tortilla: 64-59. Y de ese lado quedó hasta que se apagó el fuego. Los cinco rechaces ofensivos y un 0 a 6 en pérdidas explican en parte el volantazo.

El último cuarto se espesó, pero con el Madrid al mando. En ambientes tensos se mueve como pez en el agua y Deck es su tiburón. El argentino, ahora alero o interior según convenga, completó otra actuación magnífica y eso que dejó la pelea en el minuto 24 por una dolencia reproducida en un costado. Volvió cuando no había canastas sencillas para el Lenovo. Ahí andaba Tavares (24 de valoración), lo que llevaba a Vidorreta a apostar por dos directores en pista. Huertas era el salvavidas al que se agarraba mientras Causeur dominaba a Fitipaldo. La hazaña aurinegra sobrevoló la Copa, aunque pesó más el muro blanco. Desde 2008 (el Joventut en semifinales), solo el Barça le ha ganado en este torneo. Nadie más. A la final con Rudy y Tavares tocados.

Estadísticas
Min Pts RT RO RD Ast Per Rec Tap Tiro T1 T2 T3 FR FC Val
22 33 6 15 7 8 2 0 0 4 43% 0/2 3/5 0/0 4 3 24
1 29 18 3 0 3 2 1 1 0 64% 0/0 3/3 4/8 3 5 17
14 26 18 7 4 3 1 2 0 0 53% 0/2 6/10 2/3 3 0 20
33 24 6 1 1 0 2 0 1 2 57% 2/2 2/3 0/2 1 1 8
12 8 5 0 0 0 1 2 1 0 100% 0/0 1/1 1/1 0 1 4
23 22 11 3 2 1 5 2 0 0 43% 1/2 5/9 0/3 2 4 7
20 19 11 1 0 1 0 1 2 2 67% 6/6 1/3 1/3 4 1 14
5 14 5 2 0 2 0 0 0 2 43% 2/2 0/2 1/3 2 2 5
8 11 2 2 0 2 1 1 0 0 50% 0/0 1/2 0/0 0 1 2
6 7 0 0 0 0 0 0 0 0 0% 0/0 0/1 0/0 0 0 -1 -
7 5 3 2 1 1 0 0 1 0 60% 3/4 0/1 0/0 2 0 6 s.c.
16 3 0 0 0 0 1 0 0 0 0% 0/0 0/0 0/1 0 0 0 s.c.
Estadísticas
Min Pts RT RO RD Ast Per Rec Tap Tiro T1 T2 T3 FR FC Val
6 25 13 2 0 2 5 1 1 0 42% 0/0 2/6 3/6 4 1 14
10 25 3 0 0 0 0 0 0 0 50% 1/1 1/2 0/1 2 1 1 -
34 21 8 5 0 5 0 0 0 0 60% 0/0 1/3 2/2 2 1 11
35 20 15 1 0 1 3 1 1 0 69% 3/3 6/9 0/1 3 2 14
42 17 8 3 1 2 1 3 0 0 67% 2/2 0/0 2/4 2 5 4
9 24 22 2 1 1 5 4 0 0 59% 4/5 9/15 0/2 3 1 16
22 21 6 6 3 3 0 0 1 0 60% 0/0 3/5 0/0 0 3 6
4 14 0 0 0 0 0 1 0 0 0% 0/0 0/1 0/1 1 2 -4 -
13 14 0 1 0 1 0 0 0 0 0% 0/0 0/0 0/1 0 3 -3 -
19 13 1 3 1 2 0 2 0 1 33% 1/2 0/1 0/0 1 2 0 -
21 7 3 0 0 0 0 0 0 0 50% 0/0 0/1 1/1 0 0 2
11 0 0 0 0 0 0 0 0 0 0% 0/0 0/0 0/0 0 0 0