NBA | HEAT 82 - NUGGETS 109

Los Nuggets siguen en ascenso a costa de unos Heat destrozados

Las bajas tienen bajo mínimos a los de Spoelstra, que acumulan derrotas. Los Nuggets llevan cinco triunfos seguidos. Campazzo tampoco pudo tener protagonismo esta vez.

Sigue el ascenso de Denver Nuggets, poco en poco en ruta hacia el lugar que, por lógica, tiene que ocupar en el Oeste uno de los mejores equipos de la Conferencia en los tres últimos años y el vigente finalista de Conferencia. De hecho, en Miami jugaron dos de los cuatro últimos supervivientes en la burbuja de Florida, las dos últimas víctimas de los Lakers. Ninguno está, por ahora, al fantástico nivel de los últimos playoffs. Pero mientras que uno va en ascenso, los Nuggets de Michael Malone, el otro sigue en un bache muy profundo, pendiente de recuperar a los ausentes para volver a parecerse a sí mismo.

Los Nuggets arrasaron a los Heat (82-109) y suman cinco victorias seguidas, cuatro en una gira de cinco partidos que cerrarán en San Antonio y que está resultado sanadora para los de las Rocosas, que salieron en estampida: 12-26 en un primer cuarto en el que los Heat batieron récords de triples fallados (15) y 33-58 al descanso antes de que una carga final de los de Spoelstra (70-77 en el inicio del último parcial) dejara sin descanso a Nikola Jokic (21 puntos, 11 rebotes, 3 asistencias) y Jamal Murray (14+5+4), que tuvieron que volver a la pista mientras su equipo asegura otra vez el triunfo con tres triples, el tercero del pívot serbio. Y el primero de Michael Porter Jr, que sigue haciéndose notar tras su regreso (17+5+4). Sus tiros, el trabajo de JaMychal Green (15+10) y Paul Millsap (11+7), y la mejora de Will Barton y Gary Harris va devolviendo a los Nuggets una foto más realista de lo que puede y debe ser este equipo.

En ella, por ahora, no sale Facundo Campazzo. El base argentino se quedó esta vez en diez minutos en pista y no anotó por tercera vez en los últimos cuatro partidos (3 puntos en ese tramo). Falló sus cuatro tiros, tres desde el triple, sumó 2 rebotes, 1 asistencia y un tapón y volvió a tener un protagonismo mínimo. Como dijo Andrés Nocioni, paisano y amigo del Facu, el proceso no va a ser fácil. Y no lo está siendo, desde luego.

Los Heat están 6-11, llevan cuatro derrotas seguidas y un total de 2-7 en los nueve partidos que ya se ha perdido, por los protocolos de la COVID, un Jimmy Butler que al menos esta vez estaba en el banquillo, por lo que su regreso parece ya inmediato. Sigue de baja por problemas en el cuello Tyler Herro, y tampoco jugó (molestias en una ingle) Goran Dragic. En el frontcourt no están ni Harkless ni Leonard, así que incluso con Avery Bradley de vuelta la rotación de Spoelstra es finísima, mínima, y todavía no hemos podido echar ni un vistazo fiable a unos Heat en los que Bam Adebayo (15+7+6) intenta hacerlo todo y en los que Duncan Robinson no puede encontrar posiciones de tiro sin nada que distraiga a la defensa rival y sin playmakers (Butler, Dragic, Herro…) a su alrededor. En tres de sus cuatro últimas derrotas, los Heat se han quedado en 81. 82 y 85 puntos. No hay mucho más que añadir para un equipo que necesita a su caballería cuanto antes. A partir de ahí será cuando podremos juzgarlo de verdad.