Finalizado

EUROCUP | TOP-16 | 3ª JORNADA

El Nanterre zarandea al Unicaja, que casi se despide de la Eurocup

Nuevo fracaso cajista, que fue vapuleado por los franceses. Depende de un milagro para seguir vivo en Europa. Insuficiente Abromaitis (26).

Fotis Katsikaris tiene trabajo. Este Unicaja no va y necesita toda una cirugía para revivir de su mediocridad. El equipo malagueño encajó su undécima derrota en 12 partidos, sexta seguida en el Carpena, ante un buen Nanterre que asustó con un tridente interesante: Cordonera, Warren y Kaba. Incontenibles para un Unicaja por desgracia reconocible: débil en defensa y discontinuo en ataque.

Seguir adelante en la Eurocup es un milagro. Las cuentas son las de La Lechera del cuento: Unicaja debe ganar en la pista del Nanterre la semana que viene por diez punto de diferencia; en Badalona al Joventut por otros diez, al Mónaco por 20… y rezar. Y, la verdad, este Unicaja no está para milagros. Está para el arrastre.

El técnico griego detectó lo que consideraba lastres para Unicaja. Débil defensa, bajas formas puntuales y precipitada selección de tiro. Ya de primeras llamó la atención que tardase 2:17 en cambiar a Rubén Guerrero por Nzosa. Pese a las ganas del congoleño bajo tableros, los verdes seguían concediendo puntos como siempre mientras eran castigados desde el exterior por el resabiado Isaiah Cordenier. Del 22-24 del minuto 10 se pasó a un 45-36 siete minutos después gracias a cuatro triples de Abromaitis, dos de Bouteille y otro de Brizuela. Los franceses reaccionaron y lograron llegar vivos al descanso con 49-46. Llamativo que en este tramo Francis Alonso y Gerun no jugaron ni un minuto. El primero estuvo poco más de cinco minutos sin puntos ni confianza y el ucraniano no jugó. Unicaja le quiere sacar y encontrar otro pívot. No lo va a tener sencillo. Ni que decir tiene que las buenas esperanzas se diluyeron. Una vez más.

El desastre de siempre

Lo habitual. Tras la reanudación, Unicaja volvió a las andadas. A desaparecer, a sus desesperantes lagunas, a dar alas a un rival y a desesperar. Los triples dejaron de entrar y el equipo en bloque se abandonó. Cordinier hacía lo que quería y cuando quería. Unicaja solo respiraba cada vez que Nzosa cogía un rebote. Pero eso no bastaba. A los 31’ el marcador era 60-73.

Unicaja necesitaba ideas nuevas. Dos triples de Waczynski apretaron al marcador hasta 71-75 a los 35’. A falta de calidad, Unicaja al menos tenía corazón. Pero eso no bastó. Con arreones desordenados no se remontan los partidos. Tampoco, con desorden, pérdidas absurdas y defensa deslavazada. De poco sirvieron los 26 puntos de Abromaitis o las buenas sensaciones de Nzosa. Unicaja no funciona. Hace tiempo que no es un equipo y Katsikaris necesita para reanimarle no solo un bisturí sino un quirófano completo.

RESUMEN

83-Unicaja (22+27+11+23): Thompson (4), Brizuela (17), Díaz (6), Waczynski (12) y Guerrero (0) â cinco inicial- Fernández (0), Ferrari (2), Alonso (0), Abromaitis (26), Nzosa (8), Gerun (0) y Bouteille (8).

92-Nanterre 92 (24+22+24+22): Reed (10), Fevrier (7), Cordinier (24), Kaba (0), Warren (21)â cinco inicial- Berhanemeskel (0), Bouquet (0), Conklin (2), Stone (10) y Rebic (3).

Árbitros: Rossi, Juras y Celik.

Incidencias: Partido correspondiente a la jornada 3 del Top 16 de la Eurocup celebrado en el Palacio de los Deportes José María Martín Carpena de Málaga celebrado a puerta cerrada.