LIGA ENDESA

El MoraBanc Andorra, golpeado por la COVID-19

El equipo del Principado enlazará siete partidos sin jugar. Su último encuentro fue el pasado 27 de octubre. Ha llegado a tener 14 positivos por coronavirus.

De izquierda a derecha: Oriol Paulí, Sergi García, David Jelínek, Malik Dime, Tyson Pérez, Nacho Llovet y Jeremy Senglin salen de la cancha tras jugar contra el Joventut.
ACB Photo

El MoraBanc Andorra-Real Madrid, que debía disputarse este domingo en el Poliesportiu, se jugará el próximo 4 de enero por los múltiples positivos por coronavirus en el equipo local. Es el tercer partido que los blancos ven aplazado por el virus tras el del Retabet Bilbao Basket y el del Herbalife Gran Canaria. Sin embargo, salen muy bien parados en comparación con el club del Principado, que ya ha tenido que mover ocho encuentros de su fecha original esta temporada, siete de ellos de manera consecutiva desde el pasado 27 de octubre cuando vencieron en la Eurocup al Lietkabelis lituano.

Desde ese duelo, seis días después de medirse con el Lokomotiv Kuban en Rusia y ante casi 1.000 espectadores, nada. Cero partidos de siete posibles: cuatro en la Liga Endesa y tres en la Eurocup después de confirmarse la suspensión del encuentro ante el Trento italiano de la próxima semana. Y un conteo inagotable de positivos que alcanzó los 14 casos entre jugadores y cuerpo técnico, incluido el entrenador Ibon Navarro (negativo desde esta semana). La cifra se encuentra en la docena en estos momentos, con una evolución favorable de los enfermos, alguna que otra secuela y la confianza de que los negativos comiencen a anunciarse desde hoy. Lo mejor: seis miembros de la plantilla están o sanos o han mostrado anticuerpos en las pruebas serológicas y han empezado a entrenar de manera individual.

Son ya un total de 19 días sin saltar a una cancha. Una cifra que podría cerrarse en 23 si juegan frente al Telenet Giant belga en la Eurocup el próximo jueves 19 de noviembre. Si ese partido falla, la siguiente fecha es el sábado 21 ante el Gran Canaria para un total de 25 días de ausencia. El problema se acrecentaría si ambos se aplazasen: la competición se detiene el próximo fin de semana hasta el 5 de diciembre por la Ventana de clasificación para el Eurobasket 2022. En ese caso, el MoraBanc, que visita el 3 al Bilbao, estaría parado durante un total de 37 días.

El caso del Joventut

La situación andorrana, de todas formas, va camino de no ser única dentro del baloncesto español. El Joventut enlaza ya cuatro suspensiones seguidas, con el mismo punto de unión que los andorranos, Rusia. En el caso de la Penya, Kazán, donde jugaron frente a 2.134 aficionados seis días antes de anunciar sus primeros positivos el 2 de noviembre.

En cuanto al resto de clubes que compatibilizan Euroliga y Eurocup con Liga Endesa, el más descuadrado es el Valencia, que tendrá tres duelos colgados tras concluir este fin de semana (Andorra y Joventut son dos de ellos); el Baskonia, un par por los casos en el Zenit San Petersburgo y el Alba Berlín; y el Granca y el Madrid, uno. Los insulares saldarán sus cuentas el lunes ante el Iberostar Tenerife. El Barça (19 de 19) y el Unicaja (17 de 17) están en orden.

La segunda ola de la COVID-19 se ha mostrado más violenta en las competiciones europeas que en la ACB, donde se han tenido que reprogramar solo el 8,1% de los partidos disputados en, incluida la presente, 11 jornadas (8 de 99). Mientras, en la Euroliga, el número es de 11 de 72 (15,3%) y en la Eurocup, 14 de 84 (16,7%). Un problema ascendente por lo asfixiante del calendario.