LIGA FEMENINA ENDESA

"Se nota que la gente tiene ganas de baloncesto femenino"

La Liga Femenina arranca con 16 equipos e incertidumbre por la pandemia. A pesar de eso, las nacionales vuelven a casa. De las campeonas en Belgrado, sólo Ndour jugará fuera.

"Se nota que la gente tiene ganas de baloncesto femenino"
alberto nevado

La Liga Femenina Endesa 2020-21 se presentó este miércoles aunque, debido a la pandemia, este año no hubo ni gala con todos los equipos ni habrá Open Day. Un inicio sin tantas luces, pero para una competición, que en cambio, se encuentra en pleno desarrollo. Sin descensos, la COVID-19 nos ha regalado dos equipos extras (Movistar Estudiantes y Spar Gran Canaria), pero ésta también será una temporada de regresos. De las 12 jugadoras que se colgaron el oro en el Eurobasket de 2019, once jugarán en España. Vuelven Laura Nicholls (Casademont Zaragoza), Anna Cruz (Araski) y Cristina Ouviña (Valencia Basket).

"El crecimiento de la Liga atrae mucho y es muy positivo tenerlas de vuelta, que estén cerca, que las podamos ver. Además, muchas han vivido estos meses de confinamiento en el extranjero y les apetecerá estar en casa, más cerca de sus familias", explica Silvia Domínguez, capitana del Perfumerías Avenida. "Ahora cualquier equipo te puede ganar, cualquiera puede estar arriba", añade Ouviña, uno de los regresos más sonados este verano en el Spanish Valencia, candidato a dar un pasito más este curso y jugar finales, aunque en la Supercopa cyera ante el Lointek Gernika en el primer partido. "Aunque nos conozcamos de la Selección, somo un equipo prácticamente nuevo. Tenemos que tener los pies en el suelo. Volvernos locos en septiembre no tiene sentido".

Tras meses de parón, las jugadoras reconocen que poder disputar la Supercopa ha sido un alivio. "Hemos ido con toda la ilusión, porque nos hemos visto en las trincheras otra vez", dice Laia. "La FEB ha hecho un gran trabajo en la Supercopa por cómo nos hemos sentido. Ha sido el primer año con cuatro equipos, pero la pena es que no pudiéramos contar con nuestros aficionados. Los cuatro equipos hemos hecho un gran trabajo tras cinco meses sin competir", explica Silvia. El equipo que más echó en falta esas gradas casi vacías fue el anfitrión, el Gernika. "Fue la primera final para el club y hubiera sido una pasado haber jugado en Miribilla con público. Había algunos aficionados, y después nos esperaron en el autobús. Nos hace felices sentir este cariño. Se nota que la gente tiene muchas ganas de baloncesto", cuenta Rosó Buch.

La pandemia es otra piedra en el equipo para un baloncesto femenino que empezaba a sacar la cabeza en España. "Estamos acostumbradas a luchar contra las adversidades y ésta es una más", confía Silvia Domínguez. "Es el momento para apostar por la mujer en general. Me daba mucho miedo de que, por la pandemia, las cosas se echasen para atrás. Parece que seguimos adelante, pero esta va a ser una crisis que va a durar. Los presupuestos están cerrados este año y esperemos que no se quede todo en un espejismo. Hay proyectos importantes, con el respaldo de clubes masculinos detrás, que tienen estructuras más potente y van a dar más empaque a la Liga. Esperemos que esto arraigue bien", desea Laia. "Que sigan apostando por nosotras, que sigan creyendo, que nosotras intentaremos que merezca la pena", añade Ouviña.

En la FEB insisten en que la seguridad será lo primero. "Para nosotros será un desafío importante", reconoce Oscar Graefenhain, director general de la Federación. "La situación es nueva para todos. En marzo hubo que tomar medidas precipitadas, porque esta pandemia nos ha cambiado los hábitos a todos. Pero poder contar con los clubes y con Endesa es un privilegio. Somos buenos compañeros de viaje. Lo prioritario es la seguridad, pero una vez cumplidos los requisitos y protocolos sanitarios, la vida debe continuar. El baloncesto femenino tiene que recuperar el espacio que se ha ganado a pulso. La sociedad lo demanda y la Liga debe seguir con el esfuerzo de todos".

Pero la meta esta temporada va más allá de la Liga. En junio se disputará en un Eurobasket en Valencia y un mes después serán los Juegos de Tokio. "Todo eso está en el horizante, pero para mí ya es interesante que haya un partido este domingo. Es importante irte poniendo zanahorias por el camino. La temporada es como una maratón, pero te centras en las carreras de cien metros, porque puede ser un año muy condicionado por la pandemia", sentencia Laia Palau. De vuelta a la 'normalidad'.

Horarios de la 1ª jornada de la Liga Femenina Endesa

Viernes 18 de septiembre

Campus Promete-Quesos El Pastor 20:45

Alter Enersun Al Qázeres-Kutxabank Araski 20:45

Sábado 19 de septiembre

Embutidos Pajariel Bembibre-IDK Euskotren 18:15

Valencia Basket-Lointek Gernika 19:15

Durán Ensino-Perfumerías Avenida 19:15

Cadi La Seu-Casademont Zaragoza 20:00

Domingo 20 de septiembre

Ciudad de La Laguna Tenerife-Spar Gran Canaria 18:00

Spar Girona-Movistar Estudiantes 21:00