LIGA ENDESA

Campazzo sigue atascado: nueva propuesta para salir del Madrid

No ha habido solución antes de la semana en la que el Madrid vuelve al trabajo y el entorno del base argentino busca una nueva fórmula para llegar a un acuerdo de rescisión.

La situación de Facundo Campazzo en el Real Madrid no se ha solucionado, como habrían preferido las dos partes, antes de esta semana, marcada en el calendario como la del regreso a la actividad del equipo blanco, que pasará los pertinentes test y exámenes médicos antes de ponerse en marcha. El último partido oficial de los Pablo Laso fue el que le enfrentó al Casademont Zaragoza el 27 de junio, cuando saltó a La Fonteta ya eliminado y sin opciones de jugar las semifinales.

Cuando se disputó esa fase final de la Liga en Valencia, el Real Madrid ya sabía que Campazzo había decidido irse a la NBA. El base argentino sentía que era el momento (tiene 29 años) después de haber ganado todo con el equipo blanco y ante los cantos de sirena que llegaban del otro lado del Atlántico. Su cláusula es de 6 millones de euros, después de renovar el pasado verano hasta 2024, y su intención sigue siendo obtener una rebaja a cambio de sus derechos en Europa, que seguirían siendo del Real Madrid, y pagar a plazos, algo que ya hicieron en el pasado Sergio Rodríguez o Nikola Mirotic, que desembolsó 2,5 millones entre 2014 y 2019. Luka Doncic, al contrario, pagó de una vez los 2 millones que permitieron su salida en 2018.

El Real Madrid no quiso saber nada de la primera propuesta del entorno de Campazzo, que ahora ha hecho un nuevo acercamiento en unos términos más favorables para el club, que sin embargo por ahora no ha contestado. Así las cosas, la intención del base es presentarse a las pruebas médicas y a la pretemporada. El Real Madrid jugará la Supercopa ACB el 12 de septiembre. La NBA, que está en marcha ahora por culpa de la pandemia y que maneja por lo tanto unos plazos atípicos que lo terminan de complicar todo, no abre su mercado hasta el 18 de octubre, y eso si la temporada 2020-21 no se retrasa todavía más. Entonces Campazzo podría pagar la cláusula e irse, si ya tiene un contrato apalabrado en EE UU. Pero eso le obligará a estar hasta entonces en el Madrid, con el consiguiente riesgo de lesión, y supondrá al club un desembolso de unos 900.000 euros por la parte proporcional de su salario de la próxima temporada, 3 millones brutos.

Campazzo no contempla otra opción que no sea salir del Real Madrid, que a su vez podría, una vez solucionado este delicado asunto, centrarse en cerrar la contratación del pívot Ante Zizic, al que tienta el Maccabi. Pero el argentino sabe que una franquicia NBA solo puede darle 750.000 dólares para facilitar su marcha, a los que podría sumar el 15% del salario total por el que firme en Estados Unidos. Lo que le quedaría por poner de su bolsillo sigue siendo demasiado, ahora mismo además sin cifras cerradas de lo que podría percibir en la franquicia en la que acabe jugando (han sonado Mavericks y Timberwolves). Mientras busca fórmulas, tratará de no tensar más la cuerda con el Madrid y buscar un acuerdo que, cree, acabará siendo lo mejor para todos. Pero hasta entonces, en el equipo tocará lidiar con una situación enrarecida con el que ha sido uno de sus grandes referentes, especialmente en las dos últimas temporadas.