ACB | FASE FINAL 2020

Cero contagios y sólo una visita al hospital en la fase final

La burbuja sanitaria que ha organizado la ACB en Valencia ha cumplido las expectativas y la FIBA ya piensa en copiar algunos criterios.

Sala de recuperación.
David González

A falta de sólo dos días de competición y con ocho de los 12 equipos ya de vuelta en casa, llega el momento de hacer balance a la organización de esta fase final. Y en lo que respecta el ámbito sanitario, la principal baza de Valencia para celebrar la competición, la nota de momento es de sobresaliente. Los dos retos que se planteaba la organización eran minimizar contagios de COVID-19 y evitar desplazamientos innecesarios a hospitales con el centro médico avanzado construido en L’Alqueria para la ocasión. Y los números no engañan: cero contagios y sólo una visita al hospital (por un cólico nefrítico de un miembro del Gran Canaria).

El balance es muy positivo. Teníamos dos focos de preocupación: uno era la transmisión de la enfermedad y otro era la aparición de lesiones. Y en los dos sentidos, el torneo está evolucionando de una forma muy positiva. En cuanto a la transmisión de la enfermedad, los protocolos que elaboramos han dado sus frutos. Han sido muy efectivos y han dado seguridad a todos los participantes”, asegura el doctor Ignacio Muñoz, jefe médico del Valencia Basket y coordinador del centro médico.

De todos los departamentos del centro médico avanzado, la unidad de resonancias magnéticas y la sala de recuperación han sido las que más éxito han tenido: “Se está haciendo un uso muy extenso de la sala de recuperación, ha tenido un gran éxito. Esta sala está contribuyendo a que no hayan tantas lesiones. Y luego, resonancias se han hecho muchas porque ha habido lesiones musculares, muchas de ellas en jugadores que ya venían tocados de antes. Lo han encontrado tan fácil el poder hacerlas aquí que también han aprovechado”, asegura el galeno valenciano. “El resto de servicios han cumplido su función. Se trataba de hacer el mínimo de desplazamientos a hospitales y sólo se ha hecho uno”, añade.

El éxito ha sido tal que la FIBA copiará algunas ideas de esta fase final en sus torneos. “Me consta que ha habido mucho interés y han mirado con buenos ojos los protocolos que hemos tenido aquí. La FIBA está pensando en copiar algunos de los criterios que se han tomado aquí”, termina el doctor Muñoz.