LIGA ENDESA

L'Alqueria, un seguro para la ACB

Valencia está lista para albergar la fase final de la Liga Endesa bajo la premisa de priorizar la salud de los participantes, que empezarán a llegar hoy a la ciudad.

L'Alqueria del Basket se ha transformado en un Centro Médico Avanzado.
David Gonzalez DIARIO AS

Valencia está lista para ser la capital del baloncesto en España. L'Alqueria del Basket ultimaba ayer, con AS de testigo, su transformación en un Centro Médico Avanzado de la ACB. L'Alqueria ha puesto a disposición de la competición su equipo de trabajo al completo y todos los recursos necesarios para velar por la salud de los participantes en la fase final de la LIga Endesa, que se celebrará en la Fonteta del 17 al 30 de junio. Los doce equipos participantes iniciarán hoy su concentración en Valencia y van a comprobar que habitarán en una burbuja sanitaria.

El doctor valenciano Ignacio Muñoz, jefe de los servicios médicos del Valencia Basket y miembro de la Junta Directiva de la Asociación Española de Médicos de Baloncesto, dirigirá un equipo multidisciplinar (odontología, oftalmología, traumatología, ortopedia, cardiología, podología, radiología, nutrición...) que cubrirá cualquier necesidad médica de los participantes (no solo de los jugadores sino también de los árbitros y del resto de personal acreditado).

Área de oftalmología instalada en L'Alquería del Basket.

Para ello, además de un elenco de profesionales en cada una de las materias, L'Alqueria del Basket ha sido dotada del material y la tecnología necesaria para que la gran mayoría de pruebas y/o tratamientos por enfermedad o lesión se realicen dentro de dicha instalación. Se quiere así evitar en la mayor medida de lo posible desplazamientos a hospitales públicos o privados, considerados como zonas de aumento de riesgo de establecer contacto con posibles enfermos de COVID-19.

La organización, que cuenta con un comité de expertos compuesto por microbiólogos e internistas con experiencia en el coronavirus, ha elaborado un plan de contingencia para minimizar los riesgos de los participantes en el evento. La prioridad sanitaria no solo está enfocada a evitar contagios por COVID-19; también se ha tenido en cuenta, a la hora de equipar L'Alqueria del Basket, el riesgo de lesiones que conlleva la etapa de confinamiento y el formato intenso de competición.

Entre otras salas, se ha creado un área de recuperación física que ocupa una de las ocho canchas interiores de L'Alqueria. Dicha área está dotada de los instrumentos necesarios para minimizar el impacto negativo de las cargas de trabajo (equipos de diatermina, presoterapia, restricción de flujo sanguíneo, pistolas de masaje, crioterapia por aire, magnetoterapia de alta intensidad, bicicletas estáticas, bañera, cámara hiperbárica, así como camillas y zona de estiramientos y relax).

Cámara hiperbárica instalada en L'Alquería del Basket.

L'Alqueria del Basket, a la que solo accederá personal acreditado, se ha dividido en dos espacios para reducir el riesgo de contagios. A la planta inferior se le da rango de "máxima seguridad" y será de uso exclusivo para los participantes en el evento. En dicha planta, además de la mencionada zona de recuperación, se han instalado dos salas médicas con ecografía 1 y radiología portátil; salas equipadas para curas y tratamientos médicos o fisioterápicos y una sala de fisioterapia con equipamiento de electromedicina con cuatro camillas hidráulicas.

En la primera planta, catalogada de "seguridad alta", en la que se permitirá el acceso de personas ajenas al dispositivo de la ACB para realizar pruebas o valoraciones, se han organizado espacios destinados a odontología, oftalmología, cardiología, ORL, traumatología, ortopedia, ecógrafo 2, unidad de nutrición, radiología, podología y termografía médica y zona biomecánica. Además se ha dotado al recinto de una unidad de diagnóstico por la imagen con cuatro equipos: RM General Electric 5 teslas, ecógrafo Canon i 800 con sondas de músculo-esquelético, stick y cardiología, ecógrafo esaote y radiología portátil.

Cada una de las especialidades tiene asignado un equipo médico que estará presente en el recinto en un horario establecido o, en su defecto, si por necesidades de los participantes fuera necesario, acudirá a los hoteles de concentración. Se ha creado también un servicio de urgencia, que estará presente en los partidos y a disposición de los equipos las 24 horas durante la celebración del evento. Dicho equipo de urgencias contará con vehículos de transporte sanitario para desplazamientos inmediatos por si fuera necesario (UVI móvil y una ambulancia medicalizada).

El plan sanitario, que sigue las directrices de la ACB y se ha basado en las recomendaciones de la Asociación Española de Médicos de Baloncesto, también contempla -por si fuera necesario- el traslado a tres centros sanitarios de referencia, localizado el más lejano a 10 minutos de la Fonteta (Hospital La Fe, Casa de la Salud y Hospital monográfico músculo-esquelético IMSKE).

Las medidas de control se harán también en los hoteles. Las entradas dispondrán de un arco de medición de temperatura y material de protección individual. Cada expedición será abastecida diariamente de un botiquín con vendajes de tape y un set de cremas para masaje. Para ello se ha contado con la colaboración de empresas valencianas, que han cedido material para potenciar la burbuja sanitaria que será Valencia en la final de la Liga Endesa.

El Oceanográfic, espacio de ocio exclusivo para los jugadores

Los doce equipos que disputarán la fase final de la Liga Endesa se concentrarán hoy en Valencia, alojándose todos ellos en tres hoteles reservados exclusivamente para los participantes en el evento (Barceló Valencia, Meliá Valencia Oceanic y Primus Valencia). La llegada será escalonada, aunque todos tienen el compromiso de pernoctar ya en Valencia.

Los equipos, conforme vayan llegando, así como los integrantes del Valencia Basket, serán citados para someterse al primero de los cinco test de COVID-19 previsto en el protocolo médico (el último solo se realizará a los semifinalistas). No se permitirá la convivencia entre miembros de diferentes equipos, aunque compartan el mismo hotel de concentración, hasta que no se obtengan los resultados del segundo test, que está previsto realizarse el domingo 14. A partir de esa fase, los jugadores podrán relacionarse con sus rivales en las zonas comunes.

La ACB ha enviado a cada uno de los equipos una serie de recomendaciones para su estancia en Valencia. A todos ellos se les prohíbe salir por iniciativa propia del hotel, salvo para entrenar y jugar. Tampoco pueden recibir visitas. Como desveló el diario Las Provincias, para hacer más amenos los días de concentración, además de zonas recreativas en los hoteles, la Generalitat Valenciana cederá la instalación del Oceanográfic (cerrado al público por la pandemia) para uso exclusivo de los jugadores. Allí podrán pasear al aire libre y realizar visitas guiadas.