NBA

Los entrenadores en grupo de riesgo, un incendio para Silver

El comisionado dijo en TNT que los técnicos más veteranos (Popovich, D'Antoni, Gentry) podrían no estar en el banquillo y reconoció después que se había precipitado.

Los entrenadores en grupo de riesgo, un incendio para Silver
JONATHAN DANIEL AFP

Adam Silver se enfrentó a un incendio justo después de que el regreso de la NBA 2019-20 fuera un feliz hecho tras la votación en la que las franquicias ratificaron sin más disidencia que la de Portland Trail Blazers (29-1) el plan del comisionado: la NBA se reactivará, sin público y con sede única en Walt Disney World, el 31 de julio y podría llegar al 12 de octubre, fecha en la que se jugaría un último partido de las Finales.

En su paso por TNT posterior a la reunión con las franquicias, Silver verbalizó su preocupación por los entrenadores de más edad y aseguró que esa es una de las partes que todavía no se han terminado de protocolizar. En Orlando habrá tres técnicos que se pueden considerar grupo de riesgo por edad: Gregg Popovich (San Antonio Spurs), tiene 71 años, Mike D'Antoni (Houston Rockest) 68 y Alvin Gentry (New Orleans Pelicans) 65. “En la Liga hay personal de más edad, sobre todo entrenadores... vamos a tener que definir bien los protocolos, por ejemplo, y quizá algunos técnicos no podrán estar en el banquillo de su equipo. Habrá normas de distancia social y quizá tengan que estar en el vestuario, en una sala con una pizarra... Pero igual no tienen que estar demasiado cerca de los jugadores para que estén protegidos", aseguró Silver en televisión poco antes de recibir la llamada de Rick Carlisle, técnico de Dallas Mavericks y presidente de la Asociación de Entrenadores.

Carlisle anunció que Silver le había reconocido que no se había expresado de la forma correcta y anticipó conversaciones para definir el rol de todos los entrenadores, también los más veteranos, en el reinicio de la competición: “Acabo de hablar con Adam y me ha reconocido que se ha precipitado con esos comentarios en TNT. La salud y seguridad de los entrenadores es un asunto esencial, pero es perfectamente posible que un entrenador de 60 o 70 años esté más sano que una persona de 30 o 40. El debate no se puede centrar solo en la edad de las personas. Adam me ha asegurado que lo analizaremos juntos y determinaremos que es lo más seguro y lo más justo para todos los entrenadores".

Los interesados también pusieron el grito en el cielo. Gentry le dejó claro a Ramona Shelburne (ESPN) que no valora otra opción que no sea estar en el banquillo de los Pelicans durante los partidos: “No le veo ningún sentido, ¿cómo voy a entrenar de esa manera? No habría que señalar a entrenadores de esa manera. Al final, es la Liga y es la que tomará las decisiones, pero creo que no es justo si es por ahí por dónde van los tiros. Sé el riesgo que asumo haciendo lo que voy a hacer. Pero, qué demonios, quiero estar con mi equipo y hacer mi trabajo. Es para la que estoy contratado". Y D’Antoni, que ya se había referido a este asunto en las últimas semanas, tampoco es partidario de hacer un corte sin más baremo que la edad: “Estoy seguro de que la voluntad es que todo el mundo esté lo más seguro posible, pero si vamos a empezar a señalar individualmente así... no me gustaría que se entrara en eso".