EUROLIGA

Los motivos por los que la Euroliga ha cancelado el curso

La necesidad de una preparación más corta para ajustar las fechas, de una cuarentena y la salud de los participantes, entre los condicionantes al fin de la temporada.

0
Los motivos por los que la Euroliga ha cancelado el curso
Giuseppe Cottini Euroleague Basketball via Getty

La Euroliga acordó este lunes el fin de la temporada 2019-20. No fue necesaria ni una votación entre los 11 clubes con licencia A (Real Madrid, Barcelona, Baskonia, Olympiacos, Panathinaikos, Efes, Fenerbahçe, CSKA, Milán, Zalgiris y Maccabi). Estos son los motivos por los que la Euroliga:

La salud y la seguridad de jugadores, aficionados, personal...

La Euroliga dejó claro desde un principio que la salud y la seguridad de todos era primordial para la vuelta de la competición. Con la pandemia azotando de forma distintas a los países y con clubes de diez naciones diferentes (España, Francia, Alemania, Italia, Rusia, Turquía, Lituania, Israel, Serbia y Grecia), la ECA considera improbable poder garantizarla.

No todos los equipos llegarían en las mismas condiciones físicas

Shane Larkin se quejó este sábado de que no sería justo que se retomara la temporada y que hubiera un campeón, ya que algunos partirían con una ventaja injusta por haber tenido más facilidades de entrenar. "El campeón no puede depender de quién ha podido entrenar y quién no". La realidad en cada país es bastante distinta.

Falta de entrenamientos y peligro de lesiones

Aunque en un principio la Euroliga fijó una 'pretemporada' de mínimo tres semanas antes de retomar la competición, para cuadrar fechas (y cuarentenas), la preparación podría ser incluso menor. El riesgo de lesiones sin un tono físico adecuado y después de estar tanto parados, se incrementaría.

Imposibilidad de llegar a la sede final

Cada país tiene sus propias restricciones de entrada y salida de personas, por lo tanto, no se podría asegurar que todos los equipos pudieran viajar al lugar donde se disputara la recta final de la temporada.

La competición, tal como se aprobó a finales de abril

La Euroliga quería cerrar la temporada regular (faltaban seis jornadas), si la temporada podría reanudarse. En su comunicado alude a "razones de integridad deportiva". Contar con 18 equipos de 10 países diferentes complicaba la ecuación.

Cuarentenas para todos

Si hubiera un positivo dentro de la competición todos los que hubieran tenido contacto con él (compañeros de equipo, rivales, entrenadores, árbitros...) deberían permanecer en cuarentena, según los protocolos médicos de las autoridades. Por lo tanto, cualquier problema imposibilitaría acabar la temporada a finales de julio.

No tocar las fechas de la próxima temporada

El próximo curso, de nuevo con 18 clubes (los mismos que esta temporada), deja poco margen en el calendario. Si la temporada se prolongara más allá de julio, el curso siguiente no podría empezar a principios de octubre y sería difícil que acabará a finales de mayo. Un problema mayúsculo planificar una temporada con las ligas domésticas, los parones de selecciones...