ORLANDO MAGIC

El misterioso rechazo de Fran Vázquez a jugar en la NBA

Vázquez fue elegido en una posición privilegiada en 2005 para jugar la NBA, pero ni ese año ni ningún otro quiso hacerlo. No ha desvelado el misterio.

Fran Vázquez se retira sin haber jugado en la NBA. Para muchísimos baloncestistas de todo el mundo eso es lo normal, pero no para este talentoso pívot de Chantada (Galicia) que ahora dice adiós a los 37 años. Él sí tuvo la oportunidad y una bastante jugosa, pero no la aprovechó y se mantuvo férreo en su convicción de rechazar en rotundo a la mejor liga del mundo. 

Para ello hay que remontarse ya al inicio de la carrera de Vázquez, a su primera etapa en el Unicaja. Tras haber sido cedido a dos equipos para que se fogueara un poco, la temporada 2004/05 fue la suya. Los malagueños, a las órdenes de Sergio Scariolo y con una gran plantilla, quisieron contar ya con Vázquez para el primer equipo en esa campaña, cuando él tenía 21 años. Su capacidad intimidatoria no sólo la otorgaban sus 2,08 metros sino su buena colocación y su buen salto, a lo que añadía contundencia a la hora de redondear las jugadas. Acompañando a destacadísimos jugadores como Jorge Garbajosa se fue haciendo un hueco y sorprendió a los ojeadores a partir de la Copa del Rey de 2005, que se llevó el Unicaja a sus vitrinas.

Las crónicas de aquella época destacan a Geoff Petrie (Kings), Billy Knight (Hawks) o Danko Cvjeticanin (76ers) como eminencias enviadas a la Copa ACB, hogar de gran cantidad de talento y de muchos de los que lo quieren cazar, por sus equipos para ojear y a jugadores como Sergio Rodríguez, Axel Hervelle, Tiago Splitter o Edu Hernández-Sonseca como los talentos a observar, pero entre ellos se coló un equipo y un jugador que rompió a jugar y cuya evolución fue en continuo ascenso.

Ya era titular en el Unicaja y Vázquez se colocó como posibilidad de cara al Draft de 2005, el que le daría la gran chance. Pero no sin sorpresa. Otis Smith, que acababa de llegar a los Magic para ocupar el puesto de mánager general, se saltó varios informes que decían que las pruebas que se le habían hecho al gallego en Nueva York no habían convencido ni de lejos y se fió de su instinto. Smith estaría siete años como GM, pero aquello le pasaría factura de una manera continuada porque era difícil de comprender. Draft Express, ahora integrada en ESPN, le otorgó un insuficiente a la gestión de los Magic en aquel draft por esta razón. Y es que eligieron a Fran Vázquez en la undécima posición, siendo el primero de sus tres picks (Travis Diener, en el 38, y Marçin Gortat, en el 57, los otros). Fran se colocó en ese momento como el segundo español que más alto había salido elegido en un draft tras Pau Gasol (#3) y años después sólo Ricky Rubio (#5) superaría. Andrew Bogut fue el número 1 y el español terminó por encima de gente como Danny Granger, David Lee, Monta Ellis, Lou Williams o Ersan Ilyasova, que terminaría siendo su compañero (como Lorbek, Ukic o Acker, todos de esa camada). 

La disposición fue buena en un principio. "Estoy seguro es de que voy a trabajar muy duro por hacer bien las cosas", dijo en su presentación oficial, aunque también dejó caer que "lo primero que tengo que hacer es mejorar mi inglés para que pueda asimilar mucho más rápido este estilo de juego" y que "también soy consciente de que para jugar en la NBA tienes que tener mayor físico y espero conseguirlo con mi trabajo". Nada hacía presagiar lo que vendría después: un no seguido de otro no

No aceptó de primeras pese a que, siendo una elección tan alta, hubiera sido lo normal. Los Magic estaban encarando una transición que, con Dwight Howard y Jameer Nelson, les llevaría años después a jugar las Finales. Vázquez hubiera podido ser el pívot suplente que terminó siendo el polaco Gortat, elegido también ese 2005, y que se aprovechó de la situación para hacer una carrera longeva en Estados Unidos. "Pido disculpas a Orlando, pero creo que debo madurar más", espetó en una entrevista, lo que alertó a los directivos de la franquicia de Florida. Fichó por el Girona, que llegaba con la maleta cargada de dinero por su patrocinio con Akasvayu (y se fue con una deuda astronómica), y un año después se hizo una especie de intercambio por el que Vázquez se iba al Barcelona y Marc Gasol, que sería allí MVP de la ACB con un dominio absoluto, jugaría en Fontajau. 

Los americanos empezaron a impacientarse ante las negativas del gallego. Vázquez mejoró su tiro de media distancia y se convirtió en un jugador mucho más completo y con querencia a los récords. No era la piedra angular del Barça, pero sí un denominador común en la -considerada por muchos- mejor plantilla de la historia del club. Cayó la Euroliga en 2010 y su compañero Ricky se marchó a la NBA, pero él seguía en sus trece. Para aquel entonces Smith empezaba a tirar la toalla: "Hemos hecho un buen trabajo con él haciéndole ver lo importante que puede ser para nosotros, pero no creo que haya ni un 2% de posibilidades de que venga", decía. Su cláusula con la entidad azulgrana era de diez millones de dólares y era demasiado sacrificio el que el jugador tenía que hacer al haberlo firmado, por lo que los últimos cartuchos estaban en 2012. Acababa contrato y se rumoreaba que no estaba bien con Xavi Pascual, el entrenador, por lo que en Orlando por fin se frotaban las manos en lo que era una clara oportunidad para convencerle: 29 años, Howard ya fuera del equipo y sitio y dinero para poder aventurarse en tal empresa. Pero le tiraron la tierra y otros aspectos personales y regresó al club que le impulsó, el Unicaja de Málaga, en lo que se consideró el portazo definitivo a sus opciones

A lo largo de la años hay otros jugadores españoles, como Alberto Herreros o Sergio Llull, que han tenido oportunidad de ir y no lo han hecho, pero el caso de Vázquez es más agudo y se coloca en otra posición de los libros de historia de la NBA. Sólo hay dos jugadores que hayan sido elegido en posición de lottery pick (del 1 al 14) del draft y han terminado no jugando allí: uno es Len Bias, que fue el número 2 del Draft de 1986 pero nunca llegó a disfrutar de tal honor porque murió por una sobredosis de cocaína cuando celebraba ese hito en su casa, Maryland; el otro es Fran Vázquez

Uno de los mayores casos de what if, como dicen los estadounidenses, de la historia del draft. ¿Qué hubiera pasado si hubiera jugado en la NBA?