CORONAVIRUS

El plan de la NBA para volver a jugar: 25 días de preparación

Dentro de la Liga se está elaborando un plan, todavía con reparos por si no se pudiera llevar a cabo, para preparar un eventual regreso a las pistas.

Celtics-Bucks
David Butler II USA TODAY SPORTS

En la NBA hay algo de pesimismo cuando se piensa en si la temporada actual puede regresar. Hasta las apariciones públicas de Adam Silver son poco esperanzadoras, ya que el hecho es que ningún plazo es ahora mismo fiable en una Estados Unidos que anda lejos de controlar el avance del coronarivus que ha paralizado al mundo entero. La NBA fue una de las primeras competiciones en parar y de ello se congratulan los principales actores de la misma, pero no se sabe si volverá y, en caso afirmativo, cuándo: todavía hay que esperar. 

El periodista Brian Windhorst, de ESPN, ha informado sobre lo que está aconteciendo en el seno de la Liga en torno a esa posible vuelta a la competición. Dejando de lado los recortes salariales y las consecuencias que pudieran derivarse de una cancelación definitiva, en la NBA se siguen centrando en trazar un plan para estar preparados en caso de que las autoridades sanitarias den luz verde a las competiciones deportivas (como así espera el presidente, Donald Trump) para regresar a su actividad, sea ya con público o sin él en un primer momento. 

En la NBA se está trabajando con un plazo de 25 días desde que se tenga de forma oficial el OK de la Casa Blanca hasta que se pueda volver a disputar un partido. Porque hay otras variantes que entran en juego, una importante: la preparación, salud y seguridad de los jugadores. y se quiere cuidar al máximo cada detalle, ya que hay tiempo de poder prepararse. Muchos jugadores no están pudiendo mantener la forma física deseada y otros no cuentan con una canasta en al que poder practicar, por lo que se quiere prevenir esa doble vía dando algo más de tiempo a los protagonistas para ponerse a punto. El plan sobre el que se orbita es el siguiente: 11 días para entrenamientos individuales, ya sea a nivel físico o técnico, en los lugares habituales pero respetando estrictamente las normas de distanciamiento; 14 días de entrenamientos en grupo al estilo de una pretemporada, que servirá para guardar una cuarentena necesaria tras el primer periodo además de para coger ritmo de cara a la parte que se supone más sufrida e importante de la temporada 2019/20.