LIGA ENDESA

La ACB debatirá sobre la suspensión total de la Liga

Los clubes tienen una asamblea el día 23 y hoy lunes se reunirán por videoconferencia para tratar la posible cancelación de la Liga. Algunos jugadores se han marchado ya a sus países.

Laprovittola y Brandon Davies, en el último Clásico de Liga.
RODOLFO MOLINA DIARIO AS

Los clubes de la ACB tienen previsto el próximo lunes día 23 una asamblea (no presencial) clave para el futuro de la competición, pero antes, hoy mismo, celebrarán una reunión por videoconferencia en la que tratarán, entre otras cosas, de la posibilidad de suspender definitivamente la temporada, algo que, según varios clubes consultados, podría aprobarse por mayoría simple. De momento, hay que recordar que solo se han aplazado dos jornadas, y se fijó un calendario para ambas. La Euroliga y la NBA, por ejemplo, establecieron una suspensión temporal y se habla de al menos un mes sin competición.

Como suele ocurrir con los equipos de la Liga Endesa, no hay unanimidad de posturas porque cada uno tiene unos intereses diferentes. Algunos clubes prefieren esperar, incluso conscientes de que las dos semanas de aplazamiento se van a quedar cortas, antes de dar el paso definitivo y echar el cierre a la campaña. Otros, en cambio, abogan por una suspensión total lo antes posible para minimizar daños desde un punto de vista también económico.

Desde esa posición son varios los clubes que ya han dado permiso a sus jugadores extranjeros para que se marchen a sus países de origen, sobre todo a los estadounidenses, que incluso temían por un cierre de fronteras que les impidiera un regreso fácil. Eso sí, dejándoles claro que en caso de que la Liga se reanudase, una opción que en este momento parece complicada, deberían regresar para cumplir sus contratos. De darse una cancelación definitiva, los equipos con un presupuesto más ajustado podrían renegociar los meses de salario pendientes, sin descartar un acuerdo y renovar al jugador (de quedar libre en junio) para la siguiente temporada. Una postura parecida a la que defiende el Zalgiris en Europa, cuya Liga ha terminado (se le ha proclamado campeón) y solo está pendiente de lo que sucede con la Euroliga. Intentarían compensar la merma de ingresos con una reducción de los costes salariales en este tramo final.

Luego faltaría determinar exactamente qué cantidad de ingresos ha perdido la ACB, si hay algún tipo de ayuda estatal, cómo se empieza el siguiente curso, si hay campeón (el Barça marcha primero) o esta edición se declara desierta, si hay descensos a la LEB y ascensos o se anulan. Muchas cuestiones por dilucidar, pero todas pasan primero por decidir si se mantiene el aplazamiento o se opta por la suspensión definitiva.