NBA | ÚLTIMA JORNADA

Últimos partidos: Show de Doncic y Marjanovic ante los Nuggets

Solo se jugaron cuatro partidos y se aplazaron dos antes de la suspensión: el Thunder-Jazz y el Kings-Pelicans. Vince Carter jugó el que pudo ser su último partido.

11 de marzo de 2020: la NBA jugó por última vez hasta nueva orden. Fue después de una extraña tarde de jueves en la que se había retardado demasiado incluso la medida más obvia y necesaria: jugar como mínimo los partidos a puerta cerrada, algo que no se había decratado antes de que sobreviniera el aplazamiento por el positivo de Rudy Gobert, el pívot francés de Utah Jazz. Este caso llevó al cese drástico de actividades deportivas de la temporada 2019-20. Así será hasta nuevo aviso. E impidió antes, claro, que se jugara el Thunder-Jazz que se tenía que haber disputado en OKC. Y también el Kings-Pelicans. A priori uno de los partidos más destacados de la jornada ya que era crucial en la lucha por el octavo puesto del Oeste, el último que da acceso a unos playoffs que ahora también quedan completamente en suspenso. Uno de los árbitros que tenía que dirigir el partido de Sacramento, Courtney Kirkland, había arbitrado el lunes el Jazz-Raptors en el que jugó Rudy Gobert.

Se jugaron, los últimos veremos hasta cuando, cuatro partidos de NBA. En el más destacado, los Mavericks de Luka Doncic arrollaron a Denver Nuggets (113-98) en un duelo de equipo en zona playoffs del Oeste. Fue en realidad, por horario, el último partido disputado. La noticia de la suspensión sobrevino a todos, fue visible la reacción de Mark Cuban (propietario de los Mavs), durante el tercer cuarto. Esto evidentemente marcó el desenlace de un choque en el los texanos jugaban sin Kristaps Porzingis ni Finney-Smith e incluso así dieron buena cuenta de uno de los mejores equipos de la temporada. Paran en 40 victoria (40-27) por las 43 de los de Colorado. Luka Doncic anotó 28 puntos, capturó 6 rebotes y repartió 9 asistencias y Nikola Jokic se quedó en 14+13+8. Pero el duelo entre ambos lo decidió otro balcánico: el gigante Boban Majanovic emergió para, sin Porzingis, anotar 31 puntos y capturar 17 rebotes.

Desastre de los Heat y partidazo de Embiid

Los otros tres partidos se habían jugado antes en el Este. Con público. En el caso de Philadelphia, uno de los pabellones más grandes de la liga, con más de 20.000 personas y lleno total en las gradas. Allí los Sixers (39-26) dieron buena cuenta de los Pistons (124-106) en medio de unas noticias deportivas que ahora han quedado en segundo plano: Ben Simmons tenía que seguir de baja al menos tres semanas más, Joel Embiid volvió y anotó 30 puntos, a los que añadió 14 rebotes. Horford (20+10+6), Tobias Harris y Korkmaz completaron la que será, hasta nueva orden, última victoria de los Sixers. En los Pistons, 32 puntos y 7 rebotes del emergente Christian Wood.

En Atlanta, los Knick ganaron (131-136) el duelo entre dos de los peores equipos de la liga (llegaban ambos con 20 victorias). Y lo hicieron después de que los Hawks forzaran la prórroga con un parcial de 40-22 en el último cuarto, en el que Trae Young anotó 27 de sus 42 puntos, a los que añadió 11 asistencias. En los Knicks Randle sumó 33 puntos y 11 rebotes y RJ Barrett, el rookie, acabó en 26+5+4. Pero la noticia estuvo en Vince Carter, que pudo jugar su último partido NBA si realmente la temporada acaba siendo suspendida totalmente. El escolta disputó más de 13 minutos, anotó 5 puntos y se despidió entre gritos de "Thank You Vince" del público de Atlanta. Con 43 años, había anunciado que esta sería la última de 22 temporada, récord absoluto, en la NBA.

Por último, los Heat dieron una mala imagen ante los Hornets (98-109) y perdieron en su pista pese a anotar 15 de sus 16 primeros tiros y estar 40-20 en el primer cuarto. Desde ahí, parcial de 11-39 para los Hornets, un equipo que ha empezado a ir al alza demasiado tarde. Por los locales, 21 puntos, 7 rebotes y 10 asistencias de Bam Adebayo, 24 puntos de Nunn y 23 de Derrick Jones. En los Hornets, 30 puntos con un 8/11 en triples de Devonte' Graham. Willy Hernangómez no jugó.