ACB | VALENCIA 95 - BURGOS 66

El Valencia arrasa al Burgos en casa con partidazo de Abalde

Los burgaleses se hundieron pronto y el equipo de Jaume Ponsarnau pudo ofrecer un partido redondo ante su afición en la Liga Endesa.

Un solvente Valencia Basket arrolló este domingo a un San Pablo Burgos inesperadamente pobre que apenas aguantó cinco minutos el duelo y que se vino abajo ante el mal porcentaje de tiro de Earl Clark, a cuyos puntos pareció fiar todo pese a haber tenido dos semanas para preparar el encuentro.

Alberto Abalde, de nuevo de base, puso firme de inicio al Valencia pero el despliegue de Clark, pese a no estar acertado en el tiro, permitió al Burgos tutear a los locales. De hecho, cuando asumió menos tiros, los visitantes abrieron hueco (11-16, m. 8).

La entrada de Doornekamp y Marinkovic permitió a los locales subir la intensidad de sus defensa y salir en contraataque y la de Dubljevic le dio una referencia ofensiva. Ambos factores se unieron para darle el mando del encuentro aunque Fitipaldo logró mantener al Burgos en la estela desbordando a Quino Colom (31-25, m.14).

El partido se estancó porque aunque el regreso de Clark dio energía a Burgos, su mal porcentaje de tiro evitó que pudiera recortar. Un par de minutos de intensidad defensiva antes del descanso, de nuevo con Doornekamp elevando el listón, hizo que el Valencia llegara al descanso con el partido controlado (43-31, m.20).

La segunda parte arrancó con un tiro libre para los locales por una técnica a Joan Peñarroya y con la misma dinámica. Los tiros abiertos de los interiores locales, con papel destacado de Labeyrie y Mike Tobey, ampliaron la ventaja hasta poner al Burgos al borde del KO (59-41, m.25).

La lluvia de triples local, con Tobey infalible, acabó con la frágil moral visitante, rompió definitivamente el choque y permitió a Ponsarnau meter en la pista a Guillem Vives, baja en los últimos encuentros por una lesión muscular.

Sólo la tenacidad de Fitipaldo evitó que la derrota del Burgos fuera aún más sangrante porque los menos habituales del Valencia supieron darle continuidad al buen juego de sus compañeros y se regalaron un plácido final de partido.