OLYMPIACOS

Lío en el Olympiacos: ficha pese a que la Euroliga no lo aprueba

El equipo griego se ha visto obligado a reforzarse en las últimas semanas. Después se le impuso una sanción. Ahora vuelven a moverse...

Shaquielle McKissic

El Olympiacos se está moviendo mucho esta temporada. Desde que tras el primer partido de la temporada el entrenador en ese momento, David Blatt, abandonara el equipo, los de El Pireo no hacen más que tocar teclas para ver si se meten en los puestos altos de la Euroliga. Han pasado y se han ido jugadores como Will Cherry o Willie Reed y se han marchado gente como Mindaugas Kuzminskas además de ver pasar hasta a tres técnicos distintos (Blatt, Kemzura y Bartzokas). Una temporada alocada y en la que más esfuerzos a nivel continental tenían que reunir. 

El club está jugando en la segunda división de Grecia en vez de en la primera por una sanción administrativa impuesta el verano pasado. Es por ello que anunciaron que ficharían jugadores de calidad para la Euroliga y otros de un nivel algo menor para la A2. La jugada les está saliendo regular... 

Se han juntado también las lesiones. Primero fue Nikola Milutinov, ya recuperado, pero ahora se les han presentado a la vez los problemas físicos de Taylor Rochestie, también llegado una vez se había iniciado la campaña, y Vassilis Spanoulis, que directamente se espera que no juegue más esta temporada (algo que preocupa con 37 años). Esto les ha obligado, de nuevo, a moverse en el mercado. 

Un nuevo problema

Pero el Olympiacos tiene un impedimento más, otro tope. La Euroliga anunció el pasado 31 de enero que abría una investigación contra el club por un posible incumplimiento del llamado fair-play financiero. Antes de ello ya habían inscrito a otro nuevo jugador, Octavius Ellis, pero tras el anuncio se han hecho (aparentemente) con otro: Shaquielle McKissic, ex del Gran Canaria.

El intringulis está en que la sanción impide expresamente inscribir a nuevos jugadores hasta nueva orden, la cual no ha llegado. Y se duplica si nos atenemos a la reacción del último club de McKissic, el Besiktas turco: asegurar que sigue bajo contrato con ellos. El Olympiacos ya ha hecho oficial su llegada, pero los turcos es claro: "Si firma un contrato con otro club, denunciaremos... Hablaremos con la FIBA y con la federación nacional para proteger los derechos de nuestro club"

Obviando la traba del Besiktas, el Olympiacos sigue sin poder fichar para la Euroliga. McKissic, de momento, sólo podría jugar en la liga nacional y ni siquiera lo haría en Primera. Una situación estambótica con varias aristas con las que tener cuidado.