PORTLAND TRAIL BLAZERS

Damian Lillard: su racha histórica tras una crisis de identidad

Damian Lillard está sobrepasando sus propios límites esta temporada. Sus últimos seis partidos son historia de la NBA. ¿Quién le frenará?

Damian Lillard
Sean M. Haffey AFP

La racha por la que atraviesa Damian Lillard es increíble. El base de los Trail Blazers sólo puso la guinda en el homenaje a Kobe Bryant a un par de semanas en las que ha demostrado que es el jugador más en forma de la Liga en estos momentos. Los números hablan por sí mismos, pero también el liderazgo. Con Carmelo Anthony de baja, las salidas de Kent Bazemore y Anthony Tolliver y demás vaivenes, Portland pelea por entrar en las posiciones que dan derecho a los playoffs y Lillard ha cogido el testigo como así se lo pide toda la ciudad

Está explotando todo su talento en una temporada que se le ha hecho cuesta arriba a su equipo después de que éste llegara a las finales de conferencia la pasada campaña. El reto era duro de superar pese a que mantienen una estructura en torno a la pareja que forman Lillard y McCollum y a un director como Terry Stotts. Han ganado sólo 13 de 24 partidos en su casa, en el Moda Center, y esa debilidad en la que históricamente es una de las canchas más difíciles de la NBA es parte del desastre. Individualmente es Lillard el que más arriba está en la pirámide y ya se ha disipado cualquier duda que pudiera existir.

RELACIONADO | "Damian Lillard está en la conversación por el MVP" 

Lillard ha traspasado una barrera que se le veía muy alta. Es un peso pesado de la NBA. Atrás quedaron los años en los que protestaba porque no era escogido para el All-Star, ahora son otros (Devin Booker, uno de ellos). No hay quien dude de lo que ha progresado. Pese a formar su particular Dúo Dinámico con C.J. McCollum, Lillard es estrella que brilla por sí sola y sigue al alza.

Algunos datos 

Hablamos de la mejor temporada de Damian Lillard a nivel numérico. Por ahora está en estos promedios: 29,8 puntos y 7,9 asistencias. Los problemas de identidad por los que ha transitado el equipo le han hecho apretar todavía más.

Las últimas dos semanas son de escándalo público. A 48,8 tantos de media. 5-1 de balance, recuperando terreno. 293 puntos anotados, algo que en un lapso de seis encuentros sólo han logrado James Harden, Kobe Bryant y él en los últimos 20 años. Y no tira por tirar: 54,8% de acierto en tiros de campo en ese periodo. Lillard, además, no es sólo lanzamiento: primer jugador en la historia de la NBA que enlaza cinco días de 35 puntos, 5 triples, 5 rebotes y 5 asistencias, logrado en esta gran racha. Infalible.

Por comparar alegremente, y sabiendo de los buenos duelos que han tenido estos años, está evolucionando en un Stephen Curry menos plástico pero igualmente incisivo. Aparte de echarse a su equipo a la espalda, lo de los triples... Está tirando desde más lejos que nunca, sobrepasando los cinco metros de media (16,7 pies, en medida americana), y desde fuera del arco sigue rozando el 40% (en esta racha, un delirante 57%). Si quería hacer remontar el vuelo al equipo, conoce la senda. 

RELACIONADO | El reto de Pau Gasol a Damian Lillard 

No es asumible que Lillard siga a este ritmo, sería homérico, pero ya es una cima conquistada que haya puesto sobre la mesa un tema que siempre trae un buen debate. Su equipo no está ni entre los ocho primeros de su conferencia, pero por números ya está entre los favoritos para aspirar al MVP. ¿Es suficiente?