EUROLIGA

Los entrenadores tendrán un órgano que resuelva disputas

La Euroliga y la asociación de entrenadores (EHCB), presidida por Obradovic, han llegado a un acuerdo para crear una cámara que resuelva los conflictos entre técnicos y clubes.

Goran Sasic, Zeljko Obradovic y Eduard J. Scott.

La Euroliga y la asociación de entrenadores de la competición, Euroliga Head Coaches Board (EHCB), que nació en 2019 con Zeljko Obradovic de presidente y Pablo Laso de vicepresidente, presentaron el miércoles en Estambul el acuerdo para crear un organismo que resuelva las disputas entre los clubes y los técnicos cuando haya rescisiones de contrato y desencuentros.

Eduard J. Scott, director de operaciones de la Euroliga; Zeljko Obradovic, presidente del citado comité de entrenadores; y Goran Sasic, su director ejecutivo, explicaron los principios de nuevo organismo recién creado. Un acuerdo que forma parte de la estrategia de la Euroliga de “fortalecer y regular las relaciones con los jugadores, los entrenadores y los árbitros”. De hecho, la Euroliga ya había alcanzado un pacto previo con la ELPA, la asociación de jugadores del torneo, y con la UEBO, la unión de árbitros de la competición.

La nueva cámara de disputas de conflictos (DRC, por sus siglas en inglés) es un organismo independiente que a través de su Código de Arbitraje ofrece una resolución rápida de disputas entre clubes y entrenadores. La junta de la DRC, cuya responsabilidad es supervisar la correcta aplicación del Código de Arbitraje, está compuesta por Luigi Fumagalli, Andrea Fioravanti y José Meirim. La lista de mediadores de la DRC está compuesta por Pierfilippo Capello, Lucas Ferrer, Martin Henssler, Jan Kleiner, Dennis Koolard, Emin Ozkurt, Lauren Page, Theodore Pistiolis y Bojan Urdarevic.

Eduard J. Scott, director de operaciones de la Euroliga, mostró su satisfacción: “Los entrenadores son una pieza fundamental de la competición. Aportan un liderazgo incuestionable en la cancha y para que la Euroliga siga creciendo y mejore aún más, su liderazgo fuera de la pista también es importante. Nuestros clubes desean apoyar e integrar mejor a nuestros entrenadores, así como a nuestros jugadores y árbitros en ese proceso de crecimiento. Esto se logra a través del diálogo continuo y mejores condiciones de trabajo. El objetivo final es ofrecer siempre un mejor producto a nuestros aficionados”.

Por su parte, Obradovic explicó que los entrenadores y la nueva asociación tienen las ideas claras: “Nuestro objetivo es establecer el marco adecuado y una plataforma de crecimiento para las futuras generaciones de entrenadores y para el baloncesto en general. El papel de un entrenador dentro y fuera de la cancha es clave en el deporte y entendemos nuestras obligaciones y responsabilidades, pero hay derechos que deben ser protegidos”.