EUROLIGA | 18ª JORNADA

El Fenerbahçe renace en Vitoria

El equipo de Obradovic no dio opción al Baskonia, que a excepción del 3-0 fue siempre a remolque. El gran partido de Shengelia (21 puntos y 37 de valoración) fue insuficiente.

Nueva derrota del Baskonia ante un Fenerbahçe mucho más terrenal que en otras ocasiones. Los turcos empatan con los vitorianos en la clasificación pero ya les superan con el basketaverage particular. Se cumplió el primer partido de la segunda vuelta y estas circunstancias habrá que tenerlas muy en cuenta si sigues soñando en meterte dentro de los ocho primeros. Una vez más, al equipo vasco se le vieron las costuras con una defensa laxa, muchas pérdidas, malos porcentajes de sus exteriores y jugadores grandes cargados de faltas personales.

El Baskonia comenzó bien en el partido con un triple de Shengelia pero el Fenerbahçe empezó a defender de verdad y a dominar el rebote y, con cuatro triples consecutivos, se puso con un inquietante 3-12. Habían transcurrido casi 8 minutos y los de Ivanovic sólo llevaban 5 puntos: el triple inicial y un mate de Eric. Esa mala racha se rompió con un palmeo de Fall que, para el minuto 12, llevaba ya 3 faltas personales y tuvo que ser sentado.

Los vitorianos cometían muchas pérdidas ridículas y no defendían bien durante los 24 segundos de posesión turca por lo que los de Obradovic se marcharon en el marcador (11-23, min. 11). A pesar de que hubo un acercamiento serio con el 25-29, un parcial de 0-10 volvió a estirar la goma a favor de los otomanos. El técnico serbio de los de Estambul jugaba con muchos pequeños y el artillero principal era Derrick Willliams, sin apenas fallos en sus lanzamientos. Al descanso, 28-42. Pocas canastas a favor y demasiadas en contra.

El juego de Kirolbet es muy deslavazado. La prueba es que en el minuto 22, Pierrià Henry llevaba 5 pérdidas y otros tantos robos. Eric se cargó con la tercera falta, al igual que Fall, pero Ivanovic no dio minutos a Ilimane Diop. Incluso el técnico montenegrino prescindió de sus dos bases naturales y jugó bastantes minutos con Janning de base. En alguna ocasión también Shields colaboró con la subida del balón. Con el 40-60, el Fenerbahçe ya alcanzó la veintena de diferencia. El Baskonia, al final de la tercera entrega, se acercaba también a las 20 pérdidas. Así es imposible.

Los turcos llegaron a estar 22 puntos arriba pero el equipo de Obradovic es, hoy por hoy, terrenal y se dejó recuperar la diferencia cuando el Baskonia se puso a 11 con el 51-62. Fue cuando Mahmutoglu y, sobre todo, Westermann, cerraron el partido a base de canastas y triples abiertos. Este último se fue del partido con un 88 % (7/8) desde esa distancia. De hecho, sólo anotó desde más de los 6,75.