Dolomiti Energia Trento Dolomiti Energia Trento
88
FIN
76

DOLOMITI ENERGIA TRENTO-UNICAJA

Unicaja se relajó en Trento tras el festín que se dio en el Palau

Unicaja, que ya tenía la clasificación y el primer puesto asegurados en esta fase de grupos, se lo tomó con calma ante el Dolomiti Energi Trento.

Unicaja se relajó en Trento tras el festín que se dio en el Palau
Eurocup

Tras asaltar el Palau Blau Grana apenas dos días antes derrotando al Barcelona por un interesante 95-105, Unicaja se tomó un respiro en su protocolaria visita a Trento que utilizo más que nada, para recargar pilas de cara a lo que le espera el próximo sábado, nada menos que el Zaragoza. Casimiro aprovechó para dar minutos a jugadores poco habituales como Stilma o Guerrero. Con eso, lo de menos fue el resultado. 88-76. Los malagueños ya estaban clasificados, y como líderes de grupo, para la siguiente fase de la Eurocup.

Con la clasificación y el primer puesto de este grupo ya asegurados, Unicaja se lo tomó con relativa calma, 18-17 en el primer parcial con cinco puntos del ilustre Alessandro Gentille.

El partido transcurría por cauces de placidez. A los 13’, 26-30 para los malagueños con una formidable racha de Dario Brizuela, ocho puntos del tirón. El donostiarra es el tirador que Unicaja necesitaba. Un parciall de 8-2 voltea el marcador en apenas tres minutos (34-32 min. 16) tras un triple de King y Casimiro tiene que pedir oxígeno. Unicaja se dejó ir y los italianos se escaparon hasta el 45-37 con el que se llegó al descanso. 14 puntos del imparable Blackmon.

La reanudación no ofrecía mejores perspectivas para los malagueños (51-40 a los 22 minutos y 67-53 a los 28). Estaba claro que los malagueños no tenían la misma tensión competitiva de dos días antes en el Palau contra el Barcelona y además pensaban más en el importante duelo del próximo sábado contra el Zaragoza. A los 28, 71-57, retocado por un parcial de 0-4 para llegar al minuto 40 con 71-61.

La recta final fue un mero entrenamiento. Sin nada que ganar ni perder, Unicaja al menos intentó, sin despeinarse, esa es la verdad, de evitar un marcador sonrojante por mucho que el evento en cuestión fuera felizmente intrascendente. A los 33’ 74-65. Once puntos de Brizuela.

Con calma y minutos para jugadores menos utilizados como Morgan Stilma y Rubén Guerrero Unicaja se acercó en el marcador 78-74 con un parcial de 4-9. Falsa alarma. Parcial de 5-0 como respuesta (min. 36). El resto sobró. Victoria intrascendente para los italianos y paseíto sin más de los malagueños