NBA | DETROIT PISTONS 111-DALLAS MAVERICKS 122

Doncic también es el rey en México: 41 puntos, 8º triple-doble

El base esloveno, además, añadió 12 rebotes y 11 asistencias. Los Mavericks batieron a los Detroit Pistons y suman su mejor balance desde 2014.

Luka Doncic también domina en México. Los Dallas Mavericks, con otra exhibición de récord del esloveno, batieron a los Detroit Pistons (111-122) y sumaron su 17º triunfo en 24 partidos: es su mejor balance a estas alturas del curso desde la temporada 2014-15. En ese curso, los Mavs llegaron hasta las 50 victorias y cayeron en la primera ronda de playoffs ante los Houston Rockets. No sabemos qué pasará con el presente conjunto texano de aquí hasta final de campaña, pero una cosa está clara: ya no son una sorpresa, son una realidad inquietante para el resto de rivales del Oeste y las eliminatorias por el título deben ser un objetivo prioritario. Nada de un sueño. Estar entre los ocho primeros de su Conferencia es una obligación después de este arranque de temporada… y de contar con el mejor joven que ha visto la Liga norteamericana desde LeBron James.

O quizás más tiempo, porque lo de Doncic comienza a ser irreal. Una ilusión creada por Matrix para que perdamos la cabeza. Cada partido que el esloveno salta a la pista se rompe algún tope histórico. Algún máximo establecido por esos tótems de la NBA que él veía cuando era un niño en Liubliana o, incluso, cuando no había nacido. El excanterano del Madrid acabó con 41 puntos (6 de 13 desde el triple), 12 rebotes y 11 asistencias ante los de la Motown. Con tan solo 20 años y 288 días, alcanzó su 8º triple-doble de la temporada en 24 encuentros. La misma cantidad que hizo el pasado curso en 72. Sus más de 40 tantos es la mayor anotación conseguida nunca en un partido oficial en México. También el primer-triple. Nada mal.

Y eso solo es el principio. El internacional esloveno volvió a ser la manija de su equipo. El alfa y el omega. El principio y final de los Mavs, que ni en el mejor de sus sueños pensaban que iban a encontrar un recambio tan rápido y tan fiable de Dirk Nowitzki. Mark Cuban todavía se debe estar riendo recordando la noche del draft de 2018 cuando los Atlanta Hawks aceptaron el intercambio de picks.

La actuación de Luka Doncic

Doncic, continuemos, enlazó su 20ª encuentro con al menos 20 puntos, 5 rebotes y 5 asistencias. El récord de Oscar Robertson de 1965 está aún lejos, a nueve duelos, pero quién sabe ya con este chico, la verdad. Todo es posible. Como demuestra que nadie más en la historia ha logrado siete triples-dobles fuera de casa antes de cumplir los 21 años. Magic y LeBron se quedaron en seis. Tampoco nadie, nunca, había hecho dos triples-doble con 40 tantos antes de esa edad. El propio Rey hizo uno. ¡Ah! Y todo eso en tan solo 34 minutos, los mismo que un Seth Curry que fue la otra arma ofensiva de Dallas en el país azteca. El hermano de Stephen se fue a los 30 con otro 6 de 9 desde la larga distancia.

Una cantidad insultante de artillería a la que se unió Porzingis. El letón, con un 0 de 5 de tres, firmó 20 tantos y 8 rebotes para acompañar a sus otros dos compañeros en una victoria clave antes de iniciar una amable gira ante equipos de la Conferencia Este: Miami, Milwaukee, Boston, Philadelphia y Toronto. Bucks, Sixers y Raptors, lejos de Dallas. Una serie de encuentros que se inició con estos Pistons que se alejan un poco más de los playoffs y que aguantaron el ritmo de su rival hasta el inicio del segundo cuarto. A partir de ahí, todo se fue nublando: del 58-51 pasaron al 58-71 en cinco minutos, a caballo entre ese segundo periodo y el tercero. Drummond, que fue duda por una reacción alérgica a un aguacate, llegó a los 23 puntos y 15 rebotes, mientras que Rose logró 19 con 5 aciertos de tres en 10 intentos.