NBA

Hay tres precedentes: la NBA podría repetir el Spurs-Rockets

Es difícil pero no imposible que la NBA atienda a la reclamación de los Rockets. El último caso, en 2008 por las faltas señaladas a Shaquille O'Neal con los Heat.

Los Rockets no van a dejar, por ahora, que quede en el olvido su derrota ante los Spurs (135-133), un partido en el que se dejaron remontar 8 puntos en los últimos dos minutos y 22 en los 14 finales para caer a la postre tras dos prórrogas. El partido en el que, ya es una de las historias de la temporada, los árbitros no concedieron un mate de James Harden con 89-102 en el marcador y 7:52 por jugar. La franquicia de Houston ha presentado una protesta oficial porque considera que no se trata de un error más de los árbitros, como hay en todos los partidos, sino de una mala praxis en la aplicación del reglamento.

El plazo legal para presentar la protesta era de 48 horas desde la finalización del partido, y los Rockets esperan que se repitan esos últimos 7:52 o que se les otorgue el triunfo. La segunda opción es improbable totalmente y la primera también es complicadísima y pasaría, siempre, porque puedan demostrar que, efectivamente, no se trata de una mala decisión de los árbitros sino de una circunstancia especial que alteró de forma drástica el devenir del choque. En realidad, algunos periodistas del entorno de la franquicia consideran que su objetivo básico es que la NBA se vea obligada a revisar la jugada y dar oficialidad a su error, que ya ha sido reconocido por el estamento arbitral de la liga estadounidense.

Ahora ambas franquicias tienen cinco días para presentar pruebas y la documentación que consideren oportuna, y Adam Silver tendrá a partir de engonces otros cinco para emitir un veredicto. ¿Es posible que el comisionado atienda a la petición de los Rockets? Sí, aunque no probable, desde luego. Desde 1952 se ha presentado 35 protestas sobre los resultados de los partidos y solo en tres casos la NBA ha dado la razón al que había presentado la protesta. El primer caso, rechazado, fue una petición de Indianapolis Olympians en aquel 1952. La primera vez que la NBA rectificó fue en un Nets-Sixers de 1978, después lo hizo en un Lakers-Spurs de 1983 y el último caso llegó en 2008, con un Hawks-Heat.

El primer caso, el Sixers-Nets de la temporada 1978-79 (8 de noviembre), fue una protesta de los Nets por las técnicas señaladas a su entrenador, Kevin Loughery, y su estrella, Bernand King. La NBA consideró que en efecto estas habían sido desmedidas y suspendió durante cinco partidos al árbitro Richie Powers. El comisionado entonces, Larry O’Brien, mandó repetir los últimos 5:50 del tercer cuarto y todo el último parcial, todo lo transcurrido desde la acción en la que se sucedieron las faltas técnicas. La decisión fue repetir el partido el 23 de marzo, cuando ambos equipos tenían que volver a enfrentarse, y la doble cita se saldó con dos triunfos de los Sixers. Además, lo más curioso es que entre noviembre y marzo, Nets y Sixers hicieron un trapaso: los primeros enviaron a Philadelphia a Eric Money a cambio de Harvey Catchings y Ralph Simpson, por lo que estos tres jugadores participaron en ambos duelos con cambias cambiadas entre el primero y el segundo.

En 1982 los Spurs protestaron tras un duelo con los Lakers (30 de noviembre) que perdieron después de dos prórrogas (la situación contraria al caso actual). A falta de cuatro segundos para el final del último cuarto, el base de los Lakers Norm Nixon iba a lanzar el segundo de una dos tiros libres con 116-114 a favor de los Spurs. Nixon amagó sin lanzar, la invasión de la zona de los jugadores que iban a por el rebote provocó una doble sanción y un salto entre dos que ganaron los Lakers para que el propio Nixon anotara y mandara el partido a la prórroga. Los Spurs protestaron porque consideraron que como Nixon no había llegado a lanzar, no se tenía que haber señalado la invasión de los jugadores. Larry O’Brien dio la razón a los texanos y se repitieron (13 de abril, otra vez cuando ambos equipos volvieron a enfrentarse) los últimos tres segundos con Nixon en la línea de tiros libres para ejecutar el segundo lanzamiento. Esta vez los Spurs ganaron 117-114.

El caso más reciente fue el Heat-Sixers de la temporada 2007-08, un partido en el que a Shaquille O’Neal le pitaron la sexta falta a 51,9 segundos para el final de la prórroga. En ese momento, los Hawks ganaban 114-111 y acabaron imponiéndose por 117-111, pero los Heat protestaron por las dos últimas faltas señaladas a Shaq. David Stern, el comisionado que precedió a Silver, dio la razón a los de Florida, ya que la sexta falta debería haber sido la quinta, que a su vez se le adjudicó a él (a 3:24 del final del último cuarto) cuando no tenía que haber sido así ya que la había cometido Udonis Haslem. De esta forma, el legendario pívot empezó la prórroga con una personal más de las que tenía que haber sumado en su haber. Ese error, de la mesa y no de los propios árbitros, supuso una multa de 50.000 dólares para los Hawks por negligencia y la obligación de repetir esos últimos 51,9 segundos, otra vez cuando ambos equipos volvieron a verse las caras (8 de marzo).