BARCELONA

Badji, la apuesta del Barça para rivalizar con Garuba

El pívot senegalés, de 17 años, despuntó en el pasado Campeonato de España Junior, y ya es un habitual del filial culé en la LEB Plata.

Badji, la apuesta del Barça para rivalizar con Garuba

Era 11 de mayo, y los equipos juveniles del Barça y el Real Madrid se enfrentaban en la final del Campeonato de España Junior, que se iba a disputar en Zaragoza. El Madrid, que había ganado la competición los dos años anteriores, partía como favorito, pero el Barça había conseguido llegar hasta el final. El resultado definitivo no fue ninguna sorpresa, con victoria blanca por 99-75, pero de aquel Barça subcampeón destacaba un jugador, tanto por altura como por juego. Con 17 años y 2,16 metros de altura, Ibou Dianko Badji, pívot senegalés, es una de las actuales joyas de la cantera del equipo, que ya sueña con un futuro prometedor para él e incluso con un salto inminente a la primera plantilla, en un momento en que un miembro de su quinta, Usman Garuba, ha tirado la puerta abajo y ya deslumbra a entrenadores y aficionados en el Real Madrid.

Aquella competición fue para muchos el descubrimiento del joven, que había llegado a Can Barça a finales de diciembre de 2018, y que se había incorporado inmediatamente al juvenil. Ibou Badji empezó a formarse en la escuela de la NBA en su país, donde ya dejó algunas pinceladas de calidad. Ya en el juvenil, el senegalés se adaptó perfectamente a la dinámica del equipo, y se asoció con algunos de sus compañeros, sobre todo con Tom Digbeu, el hijo de Alain, alero francés que jugó hace dos décadas en el Barça y en el Real Madrid. Como colofón de la temporada, Badji formó parte de la selección senegalesa que disputó el Mundial sub21 en Grecia. Los suyos cayeron eliminados a las primeras de cambio, pero para él, aquella fue la primera gran experiencia internacional.

Era tal el nivel de calidad que demostraba el senegalés que Svetislav Pesic decidió convocarle a los primeros entrenamientos de la temporada, en los que se codeó con los Mirotic, Davies o Higgins. El serbio decidió finalmente no incluirle en el primer equipo, aunque sí se decidió que diese el salto al filial, en su regreso a la LEB Plata, tercer escalón del baloncesto español. El entrenador del B, Diego Ocampo, le ha alineado en los ocho choques que el equipo ha disputado en la LEB Plata, con cifras nada desdeñables: 5,5 puntos y 4 rebotes por encuentro, con una media de 15 minutos jugados por partido. Pese a lo irregular del rumbo del filial, que ha ganado cuatro partidos y perdido otros cuatro, Badji va a más.

En el Barça no pueden evitar frotarse las manos con este joven, al que ya se presume un puesto de salida en el draft de 2021, y que para muchos recuerda a Dikembe Mutombo, principalmente por su envergadura, que llega a los 2,37 metros con los brazos extendidos. Su futuro es prometedor, y algunos se aventuran a afirmar que, como ya ha ocurrido esta misma temporada con compañeros como Leandro Bolmaro o Sergi Martínez, pronto debutará con el primer equipo. Solamente el tiempo dirá hasta dónde Ibou Dianko Badji es capaz de llegar, aunque lleva unos meses demostrando que tiene mimbres para hacer algo grande.