Competición
  • Euroliga
  • Clasificación Eurocopa
Euroliga
FINALIZADO
Alba Berlin ALB

92

Estrella Roja RED

80

FINALIZADO
Zalgiris ZAL

85

Panathinaikos PAN

86

FINALIZADO
B. Munich MUN

85

Olympiacos OLY

82

FINALIZADO
Milan MIL

92

Maccabi TEL

88

FINALIZADO
Asvel Villeurbanne AVI

84

Anadolu Efes IST

90

Olympiacos Olympiacos

Fase de Grupos - Jornada 2

89

Finalizado

63

Valencia Valencia
  • 1C31-22
  • 2C23-8
  • 3C18-14
  • 4C17-19

EUROLIGA | OLYMPIACOS 89 - VALENCIA 63

El Olympiacos y Milutinov aplastan al Valencia en El Pireo

La base griega (Spanoulis, Printezis y Papanikolaou), sumados a la actuación de Kuzminskas y Milutinov (29 de valoración) marcaron la diferencia.

El Valencia Basket se llevó una nueva dosis de realidad en la segunda jornada de Euroliga en su visita al pabellón de la Paz y la Amistad frente a un Olympiacos que se desquitó de su estreno en la competición. Los de Kestutis Kemzura, como interino de David Blatt, impusieron su ritmo desde el primer momento y los valencianos tan sólo estuvieron metidos en el encuentro en el primer cuarto. En el segundo se rompió el encuentro con una diferencia insalvable de 24 puntos. Un imparable Milutinov (29 de valoración), sumada a la actuación de la base griega (Spanoulis, Printezis y Papanikolau) y de Kuzminskas marcaron la diferencia en El Pireo. Ni rastro de Brando Paul o el ex NBA Wade Baldwin IV. Tan sólo Jordan Loyd (12), Brock Motum (11) y Maurice Ndour estuvieron a la altura del partido. Los taronja cierran la segunda jornada como colistas de grupo en una Euroliga que castiga la desidia. Y ya van dos duras derrotas.

Olympiacos arrancó castigando en la pintura en la figura de Nikola Milutinov, una tónica que iba a ser habitual en el primer cuarto por parte del pívot serbio. Los griegos se hacían fuertes de locales y obligaban a Jordan Loyd a estrenarse en Euroliga con una antideportiva tratando de cortar una transición de Brandon Paul. El alero americano anotó y dio la posesión a los del Pireo, para que Milutinov castigara por encima del aro. Tras un triple de Spanoulis y una canasta de Printezis tras pick and roll, dejaron a los de Ponsarnau con un parcial de 11-0. El coach del Valencia Basket paró el encuentro y llegó un arreón de los taronja, que lucieron de blanco en Grecia. Loyd se desquitaba de su fallo con dos triples para romper la tendencia negativa, pero los griegos seguían castigando en la pintura en la figura de Milutinov y Printezis. Y con los primeros movimientos en la rotación entró Mindaugas Kuzminskas. El lituano tiró de clase para superar una y otra vez a Doornekamp en el puesto de 4. Mientras, Marinkovic se sumó al festival de triples y

Dubljevic anotó por dentro para seguir vivos en el encuentro. 17-14. Motum, con un brillante 2+1 y Sastre acercaron a cuatro a los valencianos. Pero ahí volvió a surgir la figura de Kuzminskas, tirando de efectividad y estética, para poner distancia en el marcador con la base de nacionales sobre el parqué.

El segundo cuarto comenzó con un Valencia Basket en busca de la reacción en manos de un voluntarioso poco algo destartalado Tobey. Kuzminskas seguía a lo suyo, obligando al de Tárrega a meter en pista a Ndour para frenar al lituano. Por su parte, se sumó un nuevo actor a la batalla, Kostas Papanikolau. Un 2+1 y un triple del griego seguían abriendo brecha. Milutinov y Printezis continuaban castigando para dejar un 44-28 tras un triple de Spanoulis tras pantalla del center serbio. Con un Vives fallón, entró Quino Colom. El campeón del Mundo se estrenó como taronja en Euroliga y anotó a las primeras de cambio pese a no estar al 100% físicamente. La siguiente la falló al quedarse sin bote en penetración buscando un compañero que no llegó. Otro triple de Papanikolau y la irrupción de Kevin Punter cerró el cuarto con 24 de diferencia para los griegos. 54-30. Una grieta que sería definitiva.

Al paso por vestuarios el Valencia Basket volvió a salir errático, pero más voluntarioso en defensa y en el rebote. Sólo ahí estaba el camino para acercarse en el marcador. El senegalés se erigió como el pilar defensivo del equipo y dio cierto empaque en la pintura, frenando la sangría. Pero Papanikolau seguía castigando desde el 6,75. Y a Printezis poco le importaba la presencia de Ndour para seguir produciendo, tanto desde la línea como por dentro. Trató de pararlo de nuevo el catalán con 62-35 en el luminoso. Sólo Motum y un atrevido Loyd estaban metidos en el partido por parte de los valencianos. El ex de Toronto volvió a anotar de tres, con un 75% de acierto, y dejó una chapa a Paul al cierre del tercer cuarto. Pero un incombustible Spanoulis seguía encontrando el camino hacia el aro sin resistencia para poner un 72-44.

El último cuarto arrancó con una tendencia que se repitió todo el encuentro, con Milutinov pescando otro rebote en ataque (el octavo por su parte de los 12 que ya sumaba) y Kuzminskas anotando de nuevo. Siendo los foráneos que se sumaban al empuje de la base griega del Olympiacos: Spanoulis, Printezis y Papanikolau. Dubi trataba de sacar de la pintura al pívot con un triple fallado, mientras el imparable gigante serbio seguía produciendo desde el pick and roll y atreviéndose incluso con el pick and pop. Motum (11) era el único que se hacía notar en la pintura de Valencia Basket y, con un nuevo 2+1, se erigió como el escudero de Loyd (12) en ataque. Con 79-47, los del Pireo comenzaron a relajarse a falta de siete minutos para el cierre del envite. Con las pulsaciones más bajas, Colom tiró de recursos para mostrar su mano desde la línea de tres. Ya sólo quedaba el orgullo, y los de Ponsarnau se agarraron a eso para sacar un pequeño parcial positivo en el tramo final. Pero tan sólo fue eso, un arreón de orgullo de un equipo campeón que se ve de nuevo superado en su regreso a la Euroliga.