Competición
  • Clasificación Eurocopa
EE UU
90
FIN
81
España

AMISTOSO | EE UU 90 - ESPAÑA 81

España se va intacta de Anaheim y Marc Gasol carbura

EE.UU gana a España (90-81) en un buen test de aprendizaje para los de Scariolo, que dosificó los minutos de los mejores. Marc (19 puntos) y Ricky (16) demuestran liderazgo.

Ricky, durante el partido

El periodo de instrucción en California ha sido completado con éxito. Estados Unidos ganó a España con cierta comodidad (90-81), pero el del Honda Center de Anaheim, amistoso con liturgia y una puesta en escena sólo al alcance de los estadounidenses (impresionante interpretación del himno de Roxy Darr), fue un buen aprendizaje sin daños colaterales para la Selección. Además del buen trabajo en los entrenamientos del St. Bernard High School, Scariolo se llevó unas cuantas conclusiones que le ayudarán en su viaje hasta China sin necesidad de quemar a nadie por el camino.

Desde cualquier punto del monumental The Pond puede verse que esta España estará en manos de Ricky (16 puntos en 24 minutos y un tremendo talento) y girará en torno a Marc, que metió 19 puntos en 23 minutos). Aparecen brotes verdes en Llull (11) y Rudy, que tuvo su momento de inspiración con dos triplazos en el último cuarto, es un seguro. De los Hernangómez, jugadores avituallamiento, se necesita algo más. Willy y Juancho estuvieron bajísimos en los porcentajes (un 30% y un 28,6 respectivamente). Tienen que empujar algo más. Hecho un análisis objetivo de este grupo, sólo puede salir un buen zumo si se exprimen todas las naranjas, las de cinco estrellas y las de tres. De momento, España está en un camino se diría que correcto.

Con o sin galácticos, hay dos certezas con Estados Unidos que hay que aceptar de salida. La primera es que han nacido con una velocidad más en las piernas. Esa electricidad les hace imprevesibles e inabordables. La segunda es que desde Coach K alumbró al Reedeem Team en 2008, las bromas y la anarquía se han terminado. Si la USA Basketball era una cuestión de estado con Krzyzewski, imaginen con un entrenador de 70 años graduado en la Air Force Academy. Gregg Popovich no ha aceptado el cargo de seleccionador para arriesgarse a una humillación. Su equipo no tendrá estrellas deslumbrantes pero se esmerará por no ensuciar el nombre d elos inventores, intocables desde 2008. Eso sí, esta vez no les va a sobrar demasiado en la mochila y van a tener que aplicarse. Siguen siendo favoritos.

España, por su parte, está en lo suyo. Scariolo amagó con enseñar el quinteto que empezará el Mundial en China: Ricky, Rudy, Claver, Juancho y Marc. Mientras la unidad A estuvo en la pista, el partido estuvo contenido (15-13). A EE UU, de cuya lista se ha caído Tucker y en la que no jugó Smart, aún lesionado, le afectó mucho menos la velocidad de vértigo a la que se realizaron las rotaciones y se escapó. Middleton y Walker al principio, Myles Turner cuando se marchó Marc; y Donovan Mitchell y Tatum después abrieron una renta peligrosa (47-32). Que a Scariolo le daba bastante igual el marcador se demostró en los minutos que descansaron Marc o Ricky, por ejemplo, pero el italiano quería huir del ridículo. Los ensayos de zona y un buen inicio del tercer cuarto menguaron la ventaja a ocho después de un triple de Llull (58-50). Popovich se puso alerta. Tiempo muerto y parcial de 7-0 (65-51). Segunda intentona de España con triple de Oriola y otro tiempo de Pop. Rompió el parcial Kuuuuuzma, como le grita la afición de los Lakers, mayoría en el pabellón.

Popovich abrochó la victoria porque no quería titulares llamativos este sábado en las grandes cabeceras pero España, animada por una racha de triples de Marc, que a dos semanas del Mundial enseña ya un estimable estado de forma, bajó de diez la renta final y España se fue intacta del Honda Center. Buenas noches, América.