Competición
  • Vuelta a España
  • Serie A
test_waca
test_waca_nov2
Selecciones
test_waca_chu
España

CEST

Lituania

GIRA DE PREPARACIÓN | ESPAÑA - LITUANIA

El desafío mundial de la Selección empieza en Pamplona

España, sin Marc ni Rudy, ante Lituania, sin Valanciunas ni Sabonis, a 29 días del debut oficial. Este será el primero de los siete amistoso que tienen.

El desafío mundial de la Selección empieza en Pamplona
@NPHOTO-ALBERTONEVADO/FEB Europa Press

El “desafío mundial”, hashtag que ha acuñado la FEB para vertebrar el camino de España al Mundial, empieza esta noche (21:30 horas) ante Lituania (sin Valanciunas ni Sabonis) en el Navarra Arena de Pamplona. Llegó el momento de olvidar las poderosas ausencias de Gasol, Mirotic o el Chacho y enfrentarse a la realidad. El paso de Pau por Madrid esta semana ha terminado por ser un bautizo para este grupo mixto de leyendas y clase media del que es difícil saber qué esperar deportivamente en la cita de China pero que sí garantiza lo exigido por su presidente, Jorge Garbajosa: el compromiso. Presumir de ser una familia exige responsabilidad.

Concentrada desde el 24 de julio, el interés de España desde el primer amistoso va a estar repartido en dos focos. Primero, cuál va a ser el plan de equipo dispuesto por Scariolo y qué automatismos ejecuta en los partidos, aunque eso puede ser difícil hoy con las bajas de Marc, que sigue su propio plan físico, y Rudy, éste por motivos familiares. Segundo, la expectación por los descartes. La Selección de las Ventanas, elevada por el bello y desinteresado trabajo que hicieron durante año y medio para llevar a España a China, ha estado más representada de lo esperado. De los 16 convocados en la lista inicial, hasta nueve jugaron algún partido de preparación. Diez puestos asoman como teóricamente fijos para China: Ricky, Colom, Llull, Rudy, Ribas, Juancho, Claver, Oriola, Willy y Marc. De entre Jaime Fernández, Sastre, Beirán, Rabaseda, Aguilar y Diop deberían salir los otros dos. Pero Scariolo no hace distingos y eso lo sabe bien Llull, que llegó como un meritorio a la concentración para el Eurobasket de Polonia en 2009 y se ganó un puesto a base de sudor en Bahía Sur (San Fernando).