ACB

La evolución de Campazzo hasta el MVP de la final de la ACB

El base argentino se ha consolidado como una de las referencias del baloncesto europeo. Este gráfico detalla su trayectoria en Europa.

0
Campazzo

Si alguien ha dado un paso adelante en el Real Madrid esta temporada ese ha sido Facundo Campazzo. La marcha de Luka Doncic a la NBA y las lesiones de Sergio Llull le abrieron un camino que él ensanchó hasta convertirlo en autopista.

Llegó al Madrid procedente de Peñarol en 2014 y tras una discreta temporada a la sombra de los Sergios (Rodríguez y Llull), el equipo de Laso decidió cederle para que fuera cogiendo rodaje. En su primer año en Murcia el salto de calidad ya fue tremendo. Multiplicó sus minutos en cancha y sus números se fueron hasta más de 11 puntos y 5 asistencias por partido. En esa primera temporada metió al UCAM Murcia en playoff y aunque no logró pasar de ronda, sí consiguió forzar el partido de desempate precisamente frente al Real Madrid. Sus promedios en la serie aclararon cualquier tipo de duda en la casa blanca (22 puntos, casi 6 asistencias y 3 robos), demostrando así, que el Facu, estaba hecho para los partidos grandes.

Esa segunda temporada en Murcia siguió creciendo como jugador y aunque el UCAM se quedó a las puertas de los playoff, él ya tenía las del Madrid abiertas. Regresó bajo la tutela de Laso, pero ya no era el de la primera temporada. Gozó de más minutos (Llull se perdió buena parte de la temporada) y respondió a las mil maravillas. Si quedaba algún escéptico, se encargó de cambiar su opinión. Pero el año que le ha coronado definitivamente y que hasta le ha abierto las puertas de la NBA ha sido este. Su juego ha ido mucho más allá de las cifras, echándose el equipo a la espalda en los momentos calientes y aportando esa agresividad característica de los argentinos que ha permitido al Madrid dar un paso más en su defensa.

En los playoff de la Euroliga se ‘merendó’ a Calathes lo que le valió para ser nombrado MVP del mes de abril en la competición europea. En la ACB entró en el quinteto ideal de la temporada y fue nombrado MVP de la final contra el Barcelona.