EUROLIGA | FINAL FOUR 2019

Bertomeu: “Lo que pase en Grecia no afectará a la Euroliga"

Bertomeu: “Lo que pase en Grecia no afectará a la Euroliga"

JESUS RUBIO

DIARIO AS

El presidente de la competición se reunió en Vitoria con un grupo de periodistas. “Tenemos que mejorar la estructura de los clubes para generar más ingresos”. París puede acoger la Final Four 2020.

Jordi Bertomeu y parte de su equipo se reunieron con algunos periodistas presentes en la Final Four de Vitoria para hablar de la competición, de su evolución y del futuro. Como en su reciente visita a As, el presidente de la Euroliga remarcó lo importante que es la estabilidad para los clubes. Y reiteró que deben trabajar para generar más ingresos y reforzar los mercados donde hay margen de crecimiento. “De eso depende nuestra estrategia. Es importante encontrar clubes en mercados que nos puedan ayudar a crecer”, aseguró. En el futuro quizá haya un equipo en Londres, la próxima temporada entran el Villeurbanne francés y el Bayern alemán con licencia de dos años. Si responden, podrían firmar el mismo contrato que los once equipos propietarios. El objetivo final de una Euroliga con ascensos y descensos pasa por reforzar la Eurocup. Bertomeu quiere que se apruebe ya este verano que los finalistas (ahora solo es el campeón) de la segunda competición obtengan una plaza automática a partir de 2020.

Turkish Airlines podría renovar como patrocinador, al menos esa es la intención de ambas partes, porque “no solo es una relación comercial”. Y respecto a la Final Four, París se perfila como organizadora de la edición de 2020, aunque no lo confirmó: “Es una de las candidatas, pero hay más”. Atenas parece que no lo será el próximo año, pero quizá sí el siguiente, e incluso se han recibido propuestas para viajar fuera de Europa, y ahí aparece la opción de China. Las complicaciones son muchas, sobre todo por los aficionados, y esa posibilidad es ahora muy lejana. Apenas una idea encima de la mesa, como la de firmar un acuerdo multianual con una misma sede, igual que ocurre en otros deportes.

También habló de las herramientas disponibles para poner en marcha el Fair Play financiero. El gasto en el salario de la plantilla no puede superar el 65% del presupuesto. “Tenemos los contratos de todos los jugadores y existe un control efectivo y esta temporada también ha habido sanciones”. Y reconoció cuál es la gran debilidad de la competición: “La estructura de los clubes para generar ingresos. Hay clubes que tienen mejores prácticas para ser sostenibles como el Bayern, el Zalgiris, el Baskonia y el Maccabi, pero otros tienen que mejorar, necesitan más gente trabajando para generar negocio. La industria del deporte es ahora más sofisticada y las estrategias son más complejas”.

Un tema importante en este momento en el baloncesto europeo es la grave crisis en la Liga griega por la polémica arbitral entre el Panathinaikos y el Olympiacos. Este último podría descender a segunda e incluso marcharse a la Liga Adriática, la que forman los países de la antigua Yugoslavia. Para Bertomeu la situación no va a dañar a la Euroliga: “No tengo influencia ni quiero tenerla en las Ligas nacionales. Quiero que se solucione, pero es algo que no nos concierne y no va a afectar a la Euroliga”.

Si el Olympiacos bajara a la segunda categoría de su país, hay una norma de la Euroliga que obliga a todos los equipos a jugar en la primera competición nacional. Sin embargo, la misma no sería un impedimento para la continuidad de los de El Pireo en Europa: “Solo existe para asegurar un nivel competitivo mínimo, ese es el enfoque. Esa regla no atañe a lo que pasa en Grecia ahora y tenemos mecanismos para modificarla si fuera necesario”.

La crisis abierta con la FIBA por las Ventanas sigue sin cerrarse y el presidente de la Euroliga reiteró: “Siempre hemos estado abiertos al diálogo y lo seguimos estando”. En opinión de Bertomeu, no parece que la competición continental vuelva a aumentar equipos tras aprobar subir a 18 para el próximo curso: “La calidad del producto es fundamental para los ingresos, mucho más que el número de partidos. Y, además, para nosotros las ligas nacionales son importantes”. Y reconoció coincidir con algunos de los planteamientos de la ECA de fútbol, “ideas similares”, aunque hay una diferencia importante: “En el baloncesto tenemos pocos países con ligas muy fuertes, mientras en el futbol es al contrario”.

Se le preguntó también por las declaraciones del presidente de la Federación de Francia en las que decía que “la Euroliga es destructiva para las ligas nacionales”. Y Bertomeu contestó que se ha reunido con los presidentes de varias competiciones nacionales y todos le han dicho que sus torneos van al alza: “¿Cómo podemos ser destructivos si las ligas avanzan?”.