Competición
  • Premier League
  • Serie A
Premier League
Serie A

REAL MADRID

Facundo Campazzo, de 12º jugador a "enano de la suerte"

El argentino es ya uno de los mejores bases en Europa: "Apostamos por él hace cinco años y ha trabajado mucho para ser el gran jugador que es".

En el año I sin Doncic y con Llull lesionado, el Madrid afrontaba el playoff de la Euroliga con un único base puro: Facundo Campazzo (1,79 m discutidos y 28 años). Enfrente, Calathes, "uno de los mejores jugadores de Europa, si no el mejor", en boca de Laso. El pulso se cerró el martes con el Madrid clasificado para su tercera Final Four seguida, la sexta en siete años, tras barrer 3-0 al Panathinaikos. El base argentino fue decisivo en los tres partidos. Logró numerazos, pero sobre todo hizo mejores a sus compañeros.

Promedió 12,3 puntos (67% de dos, 38% de tres y 92% desde la personal), 4,7 rebotes, 8,3 asistencias, 3 robos y 5,7 faltas recibidas para 24,3 de valoración. Se comió a Calathes con la inestimable ayuda de Taylor (el que más minutos le defendió cara a cara). El griego cerró la eliminatoria con 11,7 puntos y 6 asistencias, tres menos que su media, y falló 34 de sus 46 tiros de campo (7,7 de valoración, 9 menos que en la fase regular). "Soy el enano de la suerte. En mi primer año ganamos la Euroliga, salí cedido a Murcia y cuando regresé ganamos de nuevo", dijo tras levantar la Décima en Belgrado. Y ahora, en su tercer curso de blanco, ya está otra vez en la Final Four: "Este equipo tiene hambre y asume la responsabilidad", afirma el Facu, al que Nestor Che García llamaba Bomba Atómica "porque a veces explotaba para bien y otras para mal". "Desde pequeño fui hiperquinético".

"Eliminé de la nevera muchos alimentos que antes consumía"

Tras tumbar al PAO, su excompañero Nocioni escribió: "El hombre muy bajo creció mucho. Hay gente que debería hablar menos de un tipo tan ganador y tan gigante como el petiso Facundo". Ambos llegaron a Madrid en verano de 2014, aunque con distinto papel. Campazzo era extracomunitario y concluyó la Euroliga como el 12º jugador de la rotación en una plantilla de 13, a la sombra de los Sergios. "Facundo tiene más carácter que yo", le aseguraba entonces Nocioni al club.

Ahora, más maduro, ha aprendido a canalizar su energía y creatividad en beneficio del equipo, magnífico en ataque y defensa sin dejar de trabajar el tiro de tres. Uno de los mejores directores en Europa. "Apostamos por él hace cinco años y se ha esforzado mucho para convertirse en el gran jugador que es", explica Laso. La clave es su transformación física, una cuidada alimentación que le ha convertido en un atleta: "Soy muy estricto. Eliminé de la nevera muchos alimentos que antes eran parte de mi dieta". Renovado hasta 2021, seguirá de blanco. El sueño de la NBA está aparcado.

"A la gente le gustan los bajitos"

Campazzo, desde que llegó en 2014, tuvo claro su desafío: "No quiero que me vean como un revulsivo, sino como a un base que maneja los tiempos y tiene contentos a los compañeros". Y está feliz con su estatura: "A la gente le gusta que sea más bajo que el resto y le ponga huevos. Me ven que soy como ellos, '¿pero juegas al baloncesto?', y se identifican".