Competición
  • Clasificación Eurocopa
Tenerife Tenerife
83
FIN
76
Murcia Murcia

ACB | CANARIAS 83 - MURCIA 76

Iverson domina a un Murcia que no sale de la zona complicada

Colton Iverson, con un doble-doble, fue el mejor de Iberostar Tenerife. El Murcia perdió el partido en el 3º cuarto, donde encajó un 31-11.

El Iberostar Tenerife logró una importante victoria en su casa ante el UCAM Murcia (83-76) y rompe así una racha de siete derrotas consecutivas, al tiempo que mantiene viva sus opciones de seguir luchando por estar entre los ocho primeros clasificados para disputar el 'playoff' por el título de la Liga Endesa.

El equipo tinerfeño supo reaccionar con acierto a dos primeros cuartos en los que estaban muy agarrotados, sin tensión defensiva y con problemas para poder enlazar con acierto un juego de ataque.

Tras un primer cuarto igualado y sin que ninguno de los dos conjuntos tomara ventaja clara en el marcador, fue en el segundo cuando el equipo de Sito Alonso impuso su ley en la cancha. Beirán no estaba bien, White tampoco y en los diferentes cambios realizados por el técnico no se lograba conseguir un quinteto que diera guerra, mientras que el rival iba haciendo su partido y poco a poco empezaba a abrir brecha en el marcador.

Siete puntos a falta de cuatro minutos para llegar al descanso (22-29) y 12 un minuto más tarde (22-34). Es decir, un parcial de 0-10 para un equipo murciano mucho mejor puesto en la cancha.

Los últimos instantes de este periodo fueron claves para el desarrollo final del partido, Vidorreta recibió una técnica antes de llegarse al descanso y en el mismo túnel de vestuario recibió la segunda y, como consecuencia, la descalificante con lo que no pudo dirigir durante los dos últimos cuartos.

Esa situación pareció suponer el antídoto necesario para que el equipo diera un giro en su juego. Poco a poco fueron rebajando las diferencias en el marcador y en el minuto 23 ya el Tenerife estaba por delante  tras un triple de Tim Abromaitis.

Este parcial de 9-0 subió hasta el 14-0 y un 44-36 y ya el equipo tinerfeño era otro. No estaba tan agarrotado como en los dos primeros cuartos y tuvieron más aciertos.

Lo cierto es que con una mejoría en defensa y con mejor actitud en ataque les llevó a controlar el choque y, pese a que el Murcia también mejoró en el último cuarto en sus lanzamientos, el Tenerife tenía más control del encuentro para terminar ganando.