Competición
  • Europa League
  • Euroliga
  • Copa Libertadores
Euroliga
Zenit San Petersburgo ZEN

-

Panathinaikos PAN

-

B. Munich MUN

-

Khimki Moscú KHI

-

Valencia Valencia

Final - Jornada 1

89

Finalizado

75

Alba Berlin Alba Berlin
  • 1C20-13
  • 2C21-25
  • 3C30-15
  • 4C18-22

FINAL EUROCUP | VALENCIA - ALBA

El Valencia, a por su cuarta Eurocup ante el Alba de Aíto

Ambos equipos vuelven a cruzarse tras la final de Vitoria de 2010, que se resolvió con el segundo título del equipo taronja.

Nueve años han pasado. Casi una década de aquella final que protagonizaron los mismos equipos que hoy pelearán en el primer asalto de la gran final de la Eurocup. Mismos equipos (el Valencia y el Alba Berlín), aunque no mismos protagonistas porque sólo Rafa Martínez figura en la nómina de supervivientes de aquella noche de 2010 en Vitoria. Allí los taronja levantaron su segundo título. Esta noche buscan el cuarto. Los alemanes, todavía vírgenes, el primero.

La Eurocup habla español. Hasta seis trofeos lucen en vitrinas de nuestro país (Valencia, Málaga, Madrid y Badalona). Y ahora pueden ser siete. Para ello hay que tumbar a un Alba Berlín con la firma de Aíto: sólida defensa y a correr. Ponsarnau teme sus contras. Normal. Y en los alemanes otro viejo conocido, Luke Sikma. Uno de los históricos taronja campeones de Liga. El MVP de la Eurocup, se dice pronto. "Más de medio equipo", dice Dubljevic. Habrá que pararle.

Ponsarnau llega con una baja sensible. Sin Vives, lesionado, Van Rossom, Diot y sus ayudantes temporales tendrán que multiplicar sus esfuerzos y ofrecer garantías. Entre todos deberán hacer que su ausencia se note lo menos posible. Por eso hoy es día de que surjan el mejor Dubljevic, el acierto de Van Rossom, la muñeca de Matt Thomas, las arrancadas de San Emeterio, la garra de Will Thomas, la templanza de Sastre, los galones de Rafa Martínez, el hambre de Abalde, los destellos de Doornekamp, la fuerza de Labeyrie, el músculo de Tobey, la magia de Diot...

Y hoy es el día de La Fonteta: no cabrá un alma en un pabellón que empieza a contar sus últimas noches de gloria y no quiere dejar escapar ni una sola oportunidad de pegarse una fiesta. Ya se relamió en la última final europea contra el Unicaja en 2017 y un fatídico último cuarto que le costó el título...

Hoy tendrá la primera oportunidad de guardarse la baza de jugarse la última bala en La Fonteta. El viernes la final viaja a Berlín y sería el lunes 15, si no hay ganador antes, cuando se dispute el tercer partido decisivo y se conozca el ganador (y el equipo que disputará la Euroliga el próximo año). Aíto ya ha dicho que prefiere que haya solo dos encuentros, aunque salga perdedor. A ver qué piensa si su equipo cae esta tarde en el primer envite. Sea como sea, hoy no habrá título, pero tendrá mucho ganado quien golpee primero.