Competición
  • Mundial Femenino
  • Eurocopa Sub 21
  • Copa de África
  • Hoy en As

EUROLIGA | 27ª JORNADA

El Madrid remonta 18 puntos en el homenaje a Felipe Reyes

Los blancos se sobrepusieron a un arranque monstruoso de Mike James (19 puntos en 11 minutos) y pasaron de un 22-40 a un 73-65. Nedovic erró un triple para forzar la prórroga.

Vimos cualquier cosa menos un partido al uso. El Madrid salió al trantrán y aun así venció al Armani Milán después de remontarle 18 puntos, perder a Deck (esguince) y ver cómo Mike James entraba en trance: 19 tantos en apenas 11 minutos. Los blancos cambiaron el paso mediado el segundo cuarto para seguir en la pelea por la segunda plaza y darle un homenaje completo y feliz a su capitán, a Felipe Reyes, 342 encuentros en la Euroliga, más que nadie. Le honraron antes del salto inicial Jordi Bertomeu, presidente de la competición, y la leyenda Emiliano Rodríguez. Los de Laso se pusieron en pie con un parcial de 51-25, pero así y todo el pulso se resolvió en el minuto final tras intercambiar ambos equipos acelerones. Nedovic lo tuvo para forzar la prórroga… buscó más la falta que el acierto de tres y su intento acabó en tierra de nadie: 92-89.

En la previa, Pianigiani le había regalado los oídos al Madrid: “Es el equipo más completo de Europa y en lo físico no podemos competir de tú a tú con ellos, utilizaremos otras armas”. Dicho y hecho, le ayudaron los locales, que salieron relajados con el Barça en el horizonte. Su baja intensidad casi borró el factor físico de la ecuación y el partido se convirtió en un intercambio de canastas, duelo de cañoneros sin apenas contactos (solo una falta madridista en el primer cuarto, de Taylor), y ahí, en el tiroteo, este Olimpia Milano tiene talento para retar a cualquiera y derribarle. Y más si a tipos como a Mike James y Nedovic les acompaña el duende.

Lo de James, ex del Baskonia, resultó espectacular, una de esas exhibiciones para el recuerdo, que de haber durado un poco más hubiera acabado con la afición rival puesta en pie en señal de rendición. Embocó 19 en los 11 primeros minutos sin un fallo en el tiro (5/5 de dos, 2/2 de tres y 3/3 desde la personal más 3 rebotes y 2 asistencias para 24 de valoración). Promedia 20 tantos y casi 7 pases, uno de los grandes de esta Euroliga.

Fue sentarse y cogerle el relevo Nedovic (otros 10 sin fallo en medio cuarto). Nunnally andaba ya por ahí: entre los tres, 67 puntos. La brecha alcanzó los 18: 19-37 y 22-40. Ayón ayudó a variar la inercia (9 puntos y 6 rebotes entonces), también Reyes. Y Rudy y Campazzo. Un Real más intenso, que dejó durante casi tres minutos en blanco al Armani. Le mandaba a la personal, le hacía trabajárselo: 50-56 al descanso, aunque el escenario era otro.

En el tercer cuarto, los del quinteto titular tuvieron opción de redimirse. Y vaya si lo hicieron. Ahora sí pesaba el componente físico, el cuerpo a cuerpo. Causeur repetía sobre James, pero esta vez sus compañeros andaban atentos a la ayuda. Tavares marcaba territorio, Randolph se crecía y Llull encadenaba tres triples: 73-65. Era la vuelta al calcetín y al uniforme entero.

El duelo, pese a todo, seguía brincando. Otro fogonazo de James (35 puntos al final) y una diana de Nunnally cerraban el tercer periodo: 74-75. Se lo jugarían en el cuarto, el Madrid no falló: Campazzo al timón y buenos momentos de Carroll y Thompkins. Sigue en un mano a mano con el CSKA. A ver.

0 Comentarios

Normas Mostrar