Competición
  • LaLiga SmartBank
  • Champions League

EUROLIGA FEMENINA

Dynamo Kursk: el nuevo gigante europeo habla español

MARTA XARGAY LUCAS MONDELO ANNA CRUZ CESAR RUPEREZ

Rafa Aparicio

DIARIO AS

Lucas Mondelo dirige, junto a sus ayudantes César Rupérez y José García, al campeón de la Euroliga de 2017. Allí juegan también Marta Xargay y Anna Cruz.

Kursk es una ciudad de medio millón de habitantes que pasó a la historia por la Operación Zitadelle, una de las mayores batallas de la Segunda Guerra Mundial. Pero en pleno siglo XXI también es la casa del nuevo gigante del baloncesto femenino europeo: el Dynamo Kursk de Anna Cruz, Marta Xargay, Lucas Mondelo y sus ayudantes César Rupérez y José García. En Kursk se habla español.

El club nació en 1994 y ha crecido a pasos agigantados en los últimos años. Con un presupuesto en torno a los diez millones de euros (similar al del Unicaja), ganó la Eurocup en 2012 y la Euroliga en 2017. Desde la llegada de Mondelo y Cruz en el verano de 2016, el balance en la Euroliga es de 41-1: solo perdió en abril las semifinales de esta competición ante el Ekaterimburgo de Alba Torrens y el técnico Miguel Méndez. “Existe presión porque, por parte del club, nos exigen el máximo, pero el Ekaterimburgo está un pelín por encima en presupuesto”, dice Anna Cruz. “Rusia es el país donde se mueve más dinero”, añade Xargay, que reforzó al Spanish Kursk este verano. “El club es muy profesional y las instalaciones son perfectas, aunque también es cierto que venía de Praga, donde también tenía de todo”. Tras estar en la República Checa con Laia Palau primero y Leticia Romero, después, aquí tampoco le faltará el apoyo español. “Que estuviera Anna ya en el equipo me ha dado cierta tranquilidad. Lo ha hecho todo más fácil, porque ya tenía una amiga allí”.

Con el invierno a la vuelta de la esquina, sus días se resumen en baloncesto, gimnasio y casa, aunque los continuos viajes hacen que pasen mucho tiempo en Moscú. “Hacemos mucha vida en casa y lo que más echamos de menos es a la gente. Los rusos son agradables, aunque cuesta que se abran. En nuestro equipo, en cambio, la relación con las jugadoras rusas es muy buena”.

unto a las dos españolas, en el equipo están Tina Charles, Sonja Petrovic... y Breanna Stewart, MVP de la WNBA el pasado verano y del Mundial de Tenerife. “Es la jugadora que más me ha sorprendido de todas, porque hace fácil lo difícil”, dice Xargay. Cruz está de acuerdo con ella: “No fuerza ningún tiro, sino que aprovecha cada balón. El día de su debut metió 40 puntos y es capaz de anotar 25 sin inmutarse, cuando yo sufro horrores para meter muchos menos”.

Con la mayoría de internacionales repartidas por Europa, cada partido de la Euroliga es un reencuentro. “La semana pasada vimos a Queralt (Casas), ahora vamos a ver a Silvia (Domínguez), a Laura (Gil) y a Belén (Arrojo) en Salamanca. Eso hace que la Euroliga nos haga incluso un poquito más de ilusión”.