Competición
  • LaLiga Santander
  • LaLiga SmartBank
  • Premier League
  • Bundesliga
  • Copa Libertadores
  • Liga Portuguesa

Catarata de despidos con los empleados del Bilbao Basket

BILBAO BASKET

Catarata de despidos con los empleados del Bilbao Basket

Catarata de despidos con los empleados del Bilbao Basket

El arranque del proceso preconcursal se lleva por delante a 16 trabajadores. Se quedarán dos para el trabajo administrativo. Cinco jugadores y dos técnicos, también liquidados.

La puesta en marcha del preconcurso de acreedores en el Bilbao Basket tuvo ayer su primer episodio, un pasaje esperado pero no por ello menos doloroso: a 16 empleados de la entidad se les notificó el despido fulminante. El personal de oficina fue el primero en recibir el mazazo y más tarde llegó la mala noticia al personal relacionado con el día a día del equipo. Hay casos que envuelven una gran tristeza, como el de Álvaro-Gómez-Rubiera, un preparador físico que ha vivido la trayectoria completa del equipo, o Josean Betolaza, sempiterno fisio. En realidad todos los que forman parte de la familia del Bilbao Basket han arropado al club calladamente incluso sin cobrar. Una consultora externa está llevando a cabo estos trámites, ya que el consejo de administración prácticamente también está finiquitado. A los jugadores Vucetic y Mendia, con contrato laboral no profesional, también se les comunicó el despedido.

Algunos de los afectados tratarán de vivir de una labor que tenían aparcada para centrarse en la ACB y otros se encuentran en la calle y sin propuestas a la vista. Tan solo permanecen dos empleados, para llevar a cabo el duro trabajo administrativo. El club toma esta medida para limpiar toda la estructura y tratar de hacerla viable, y los implicados podrán ahora solicitar la prestación por desempleo. Eso sí, pesan denuncias por impagos en el caso de muchos de los implicados y posiblemente se planteen otras por despido improcedente, aunque la historia en otros clubes (léase Valladolid, como ejemplo) señalan que poco se puede rascar a entidades de este tipo declaradas en quiebra. Está por ver si habrá readmisiones, al menos de alguno de ellos, esta temporada o en venideras si al fin las cuentas quedan saneadas.

En lo que va de año, la plantilla solo ha cobrado una mensualidad. Ahora se liquidará a los técnicos (Lakovic y Ramírez tienen un año más, y Mumbrú acordó en 2017 cuatro campañas en la parcela técnica) y los jugadores (están con contrato en vigor Hammink, Redivo, Todorovic, Tomàs y Rebic, aunque la mayoría con cláusulas de rescisión asequibles, y con Tabu hay opción de corte). Mikel Torre, responsable de la cantera, tendrá cabida a través de la Fundación, como Sergio Sánchez. El director general Diego Sáenz, presentó su dimisión tiempo atrás y la entidad de Miribilla ya tenía claro que no continuaría. El club sigue convencido de que puede sacar un proyecto en la LEB, bajo mínimos, con otra gestión y ya hay movimientos en Bizkaia para interesarse por estas medidas y cómo quedará la nave. Lo más preocupante es la deuda con Hacienda, en torno a los 3,5 millones, avalada en su día por Dominion. Con los 400.000 euros del fondo de descenso poco se podrá hacer, ya que ACB y la Asociación de Entrenadores reclamarán lo que se denuncie y se tenga que entregar del fondo de garantía salarial a jugadores y técnicos. Mientras, el consejo ha optado por la callada por respuesta, pese a la inquietud de la masa social con las drásticas medidas que se están tomando. Años atrás pidieron a la gente apoyo, sacrificio, y se lo agradecieron, pero ahora les mantienen entre sombras de la incertidumbre.

0 Comentarios

Normas Mostrar