Durant soluciona el 'problema Antetokoumpo' en tres minutos

MILWAUKEE BUCKS 94-GOLDEN STATE WARRIORS 108

Durant soluciona el 'problema Antetokoumpo' en tres minutos

Golden State, sin Curry de nuevo, sumó en Milwaukee su undécima victoria seguida fuera de casa. El alero de los Warriors acabó con 26 puntos y el griego, con 23.

Stephen Curry no estuvo ante los Clippers tras resentirse del tobillo y los Golden State Warriors cayeron en Los Ángeles. Esta noche tocaba Milwaukee, un toro de mayor tamaño, y se temía otro traspiés. Sin embargo, la franquicia de La Bahía sobrevivió sin el base, sin acierto desde el triple (7/15) y ante Giannis Antetokounmpo. Al griego, gran presente y futuro de la NBA, todavía le queda crecer un poco más para hacer frente a un ogro como Kevin Durant. El alero, sin inspiración divina (2 de 6 desde el triple) acabó con 26 puntos y con los sueños de los Bucks en los tres últimos minutos. Draymond Green ejerció de su escudero (21 tantos, 10 rebotes y 7 asistencias) porque Klay Thompson, ausente igual que Curry en la cita angelina, tuvo un día de 12 tantos. Sin efectividad y sin triples.

Duelo Durant-Antetokounmpo

Todo se resolvió en los 180 segundos finales porque Golden State se durmió tras un descanso que dominaba por 14 puntos (49-63). "Nos estábamos poniendo perezoso", dijo Steve Kerr, entrenador de los Warriors, sobre la defensa de los suyos en un tercer cuarto en el que recibieron 33 puntos, incluyendo un parcial 15-7 que dio la vuelta al partido (82-80) tras un triple de Snell. "Nos tomó un poco desprevenidos, pero volvimos a nuestra mentalidad defensiva de ser agresivos en el último periodo". Ese regreso a los cánones de belleza atrás que tanto han dado a los Warriors dejaron secó, literalmente, a los de Jason Kidd. Fue espectacular. Los Bucks solo anotaron 5 de sus 20 en tiros de campo en los doce minutos finales.

Durant, Green y los tres minutos finales

Un 25% que permitió a los de La Bahía esperar a los últimos 180 segundos finales para matar. Tras un desesperante 3 de 13 desde el perímetro, Durant y Green entraron en acción. Conectaron dos triples casi seguidos y provocaron el asalto definitivo hacia el triunfo con un parcial de 4-14 (del 90-94 al 94-108) imposible de igualar por Milwaukee y por Antetokounmpo que llegó a los 23 tantos, dos más que su compañero Eric Bledsoe. "Tener un jugador como ese enfrente hace elevar tu nivel de juego, te hace mejor. Así que aprecio estos momentos", señaló KD sobre su duelo con el heleno a escasos tres días de una nueva montaña: los Cavaliers, en plena crisis, aterrizan en La Bahía. Y no hay peor bestia que la malherida.

0 Comentarios

Mostrar