LaLiga Santander
Premier League
Serie A
Liga Rumana
D. Bucarest DBU

-

FC Dunarea Calarasi DCA

-

Liga Turca
Trabzonspor TBZ

-

BB Erzurumspor BBE

-

NBA
Los Angeles Clippers LAC

-

Houston Rockets HOU

-

FINALIZADO
Cleveland Cavaliers CLE

111

Atlanta Hawks ATL

133

FINALIZADO
Oklahoma City Thunder OKC

120

Sacramento Kings SAC

131

FINALIZADO
Denver Nuggets DEN

100

Golden State Warriors GSW

98

Campeonato Brasileño Serie A
Final WTA World Tour
Naomi Osaka Naomi Osaka
-
Sloane Stephens Sloane Stephens
-
Angelique Kerber Angelique Kerber
-
Kiki Bertens Kiki Bertens
-
Liga Griega
Atromitos ATR

-

Asteras Tripolis AST

-

Liga Mexicana - Apertura

Tercera puñalada a los Cavaliers: LeBron falló dos tiros ganadores

INDIANA PACERS 97-CLEVELAND CAVALIERS 95

Tercera puñalada a los Cavaliers: LeBron falló dos tiros ganadores

LeBron James, jugador de los Cleveland Cavaliers, ante Bojan Bogdanovic durante el partido contra los Indiana Pacers.

Trevor Ruszkowski

USA TODAY Sports

El equipo de Cleveland cayó por tercer encuentro consecutivo, esta vez en Indiana. Nuevo pique James-Stephenson. Los Warriors, próximo rival.

Por milímetros y en dos ocasiones, LeBron no cortó la mala racha de los Cavaliers en Indiana (97-95). Los Cavs enlazan ya tres derrotas seguidas y muestran una sensación de extrema fragilidad a escaso tres días de enfrentarse de nuevo a los Golden State Warriors. La franquicia de La Bahía, sin Curry (tobillo), sumó en Milwaukee su octava victoria en los últimos diez partidos. Mal momento para la segunda crisis en Cleveland. Sin embargo (y como consuelo, si quieren), la franquicia de Ohio podría haber llegado a San Francisco con un triunfo sin James hubiera tenido más suerte... o peor vista los árbitros.

Con 96-95, a cinco segundos del final y emparejado con Collison (203 centímetros vs. 183), el alero recibió el balón en la parte inferior derecha de su ataque. Su pie derecho rozó mínimamente la línea de fondo cuando atacó el aro. Fueron escasos milímetros. Los árbitros pitaron fuera, pero tras el caso Antetokounmpo contra Oklahoma revisaron. Dieron por buena su decisión ante las airadas protestas del Rey. Horas después, a través de Twitter, LeBron admitió su error y el acierto arbitral: "¡Definitivamente salió un poquito después de verlo de nuevo! Bien pitado", escribió el 23 que hizo referencia a la derrota de los Thunder ante los Bucks por una acción semejante que los colegiados no sancionaron.

La fuera de LeBron

Falló final de James

Pero ese solo fue el primer fallo de James, que vivió por segunda vez en su carrera una derrota tras conseguir su equipo un 22-0 de parcial: del 6-4 (min. 2) al 6-26 (min. 8). Fue de inicio y con Calderón de titular por las ausencias de Wade y Thomas. Ambos no jugaron por descanso. LeBron tuvo otra oportunidad para ganar a 1,7 para el final, pero su triple impacto en el lateral del aro y salió disparado. Los Pacers se llevaron así un encuentro en el que estuvieron contra las cuerdas dos veces. En el primer cuarto con ese parcial brutal y al principio de tercero cuando los Cavaliers se rehicieron tras volver fríos del descanso (60-72). Su reacción fue contundente. Ganaron 84-61 en los tres últimos periodos. Dejaron en nada el casi triple-doble de James (27 puntos, 11 asistencias y 8 rebotes) y el doble-doble de Kevin Love (27+11).

Pique Stephenson-LeBron

Resurgieron al ritmo de Darren Collison (22), Victor Oladipo (19) y Lance Stephenson. El escolta anotó 16 puntos con tres triples en la segunda parte y tuvo un nuevo pique con la estrella de los Cavaliers. Sus enfrentamientos tienen su origen en la primera etapa de Stephenson en los Pacers y en el periplo de LeBron por Miami. Era una época de mayor esplendor para el jugador de Indiana, aunque todavía sabe cómo sacar de quicio a James. "Lance es un poco sucio, eso es todo (...). Sin embargo, él jugó bien", señaló el de los Cavaliers, que en un rifirrafe con su enemigo fue castigado con una técnica infantil, a deshora y que muestra un síntoma: el gigante se ha vuelto a caer y en sus intentos por levantarse, lo rompe todo. Y ahora, el campeón espera. Mal momento, la verdad.

0 Comentarios

Mostrar