Estás leyendo

Otros jugadores con la lesión de Llull: Ricky, Raúl López, Beirán...

LESIÓN DE SERGIO LLULL

Otros jugadores con la lesión de Llull: Ricky, Raúl López, Beirán...

Otros jugadores con la lesión de Llull: Ricky, Raúl López, Beirán...

La rotura del cruzado anterior es una lesión frecuente en el mundo del baloncesto. Ricky Rubio la sufrió en 2012 (estuvo 9 parado) y Raúl López por partida doble en 2001 y 2002.

Ricky Rubio colgó en la madrugada del miércoles al jueves una fotografía junto a Sergio Llull para mostrarle su apoyo. El de los Jazz le entiende mejor que nadie: él pasó lo mismo. El 8 de marzo 2012 los Wolves jugaban contra los Lakers y, a falta de 16,4 segundos, el base intentó frenar a Kobe Bryant que chocó con la rodilla izquierda del español. Ricky sufrió una rotura del ligamento anterior cruzado de la rodilla izquierda. Pasó por quirófano unos días después y en la operación descubrieron que también tenía dañado el ligamento colateral. El base, por aquel entonces en los Wolves, se perdió los Juegos de Londres y no volvió a jugar hasta el 15 de diciembre de ese año. Fue ante los Mavs y estuvo 18 minutos en pista. A pesar de pasarse nueve meses parado, el base volvió con fuerza. La temporada siguiente consiguió uno de sus objetivos en la NBA: no perderse ningún partido. Y salvo alguna molestia típica por la carga de partidos, la rodilla no le ha dado más problemas.

Raúl López es otro caso, aunque éste corrió peor suerte que Ricky. El base se lesionó con el Real Madrid en noviembre de 2001 y no reapareció hasta mayo. Seis meses de parón por una rotura del ligamento cruzado en la rodilla derecha, la misma que Llull. Ese verano Raúl López había decidido que se marcharía a la NBA, donde los Jazz lo habían elegido un año antes en el puesto 24. Se pasó un año en blanco por la misma lesión en la rodilla derecha. Ésta se produjo con la Selección, cuando España preparaba el Mundial de Indianápolis (2002). En 2005 tuvo que volver a pasar por quirófano, pero fue en la otra rodilla, la izquierda, y por una dolencia distinta: una lesión que afectaba al hueso y al cartílago, no a los ligamentos.

El caso más reciente en el baloncesto español fue el de Javi Beirán. "No tengo ninguna duda de que volverás más fuerte. Ayer me vi reflejado en ti en el suelo y por eso tengo más claro que nada te vencerá", escribía el alero del Iberostar Tenerife, que estaba presente en el campo cuando se produjo la lesión. Beirán se lesionó en los últimos minutos del partido ante el UCAM Murcia a mediados de diciembre. Los resultados no fueron buenos: sufría una rotura parcial del cruzado y una contusión ósea en la meseta tibial posterior, así como un esguince de rodilla grado uno-dos". El madrileño esperó más de dos semanas para pasar por quirófano y aún no lo hemos visto de regreso en las pistas.

Las lesiones de cruzado son muy normales en el baloncesto. Este mayo, Rafa Luz también dijo adiós a la temporada antes de tiempo por esta lesión. Pasó por quirófano un mes después y su tiempo de baja estimado será de unos 6 meses. Marcus Eriksson también se rompió el cruzado. Fue el primer partido del curso 2014-15 —ante el Baskonia— y no jugó más esa temporada. Estuvo once meses parado.

0 Comentarios

Mostrar