MINNESOTA TIMBERWOLVES 117-CHICAGO BULLS 89

Ricky Rubio (17+11) dirige una nueva venganza de Thibodeau sobre los Chicago Bulls

El internacional español ha superado los 10 puntos en ocho de los últimos diez partidos. Los Wolves han ganado sus dos duelos frente al equipo de Chicago.

0

Los Minnesota Timberwolves vencieron a los Chicago Bulls (117-89) por segunda y última vez esta temporada. O lo que es lo mismo, Tom Thibodeau se vengó por segunda vez del equipo al que entrenó durante cinco temporadas y al que nunca dejó por debajo de las 45 victorias en regular season. A pesar de ello, su salida fue un drama en un ambiente caótico en el que Thibs perdió a todos sus aliados. "No olvida las cosas. Siempre va a tenernos localizados en su radar", comentó Taj Gibson al finalizar un partido en el que ni Butler ni Wade jugaron por lesión. "Para el significa mucho ganarnos".

Esa necesidad de triunfar ante sus ex debió transmitirla como nadie a sus jugadores. La salida fue en tromba: 34-17 en el primer cuarto. Un marcador que, salvo la parcial igualado al descanso, subió sin compasión a cada minuto hasta llegar a rentas sonrojantes para Hoiberg y los suyos de +21 (84-63, 0:45 del tercer periodo) o +28 (103-75, 6:00 del último). Un triple de Bjelica llevó a la máxima a dos minutos del final: +30 (115-85). 

Unas ventajas que lideraron entre Andrew Wiggins (27) y Karl-Anthony Towns (22) y que dirigió Ricky Rubio a las mil maravillas. El base español finalizó con 17 puntos (5/10 en tiros de campo) y 11 asistencias. Es el octavo partido de los últimos diez que supera la barrera de los 10 tantos. Mal asunto para los Bulls deshacerse como un azucarillo tan fácilmente.