Competición
  • Premier League
  • Euroliga
Premier League
Euroliga
EN JUEGO
CSKA CSK

6

Zalgiris ZAL

15

Maccabi TEL

-

B. Munich MUN

-

Milan MIL

-

Estrella Roja RED

-

CELTICS 128 - KINGS 119

Los Boston Celtics suman y siguen: ya son terceros del Este

Cousins (31) y Rondo (14+15) no puieron detener el huracán anotador de los de Massachusetts. Los verdes han ganado nueve de sus últimos diez partidos.

Los Celtics continúan como un tiro. Tras superar a los Kings (128-119), Boston suma nueve triunfos en los últimos diez partidos. Una racha que le sitúa ya en la tercera posición de la Conferencia Este (31-22) con un partido de ventaja respecto a los Hawks, cuartos. El equipo de Stevens arrancó como un tiro y a base de triples (con un inspiradísimo Avery Bradley tras firmar el triple ganador del viernes en Cleveland) se disparó con un +16 (38-22) en los 10 primeros minutos. Sin embargo, Casspi y la segunda unidad de los visitantes no quería marcharse del encuentro antes de tiempo y dejaban el marcador con un espectacular 46-37 al término del primer cuarto. Los 46 puntos de los Celtics son la mayor anotación de un equipo en el primer acto este curso y la cifra más alta de la franquicia desde febrero del 82. La época de Larry Bird. 34 años han pasado desde entonces.

Sullinger (21+6) tomó el relevo anotador de Bradley (25 tantos con un 6/7 final en triples) que hizo que el festival de los locales se ampliara al descanso (74-58). Pero tras la reanudación, DeMarcus Cousins y el rookie Cauley-Stein empezaron a hacer daño por dentro (y eso que los de Massachusetts se impusieron en la batalla del rebote por un contundente 49-32) y Rondo, de nuevo de regreso en la que fue su casa, continuaba repartiendo fabricando asistencias como churros: acabó con 15, además de 14 rebotes y 6 robos de balón.

Los orgullosos verdes permitían soñar a sus rivales con su colección de pérdidas (24) mientras Cousins seguía a lo suyo hasta firmar un 31+7+6. No obstante, apareció otro All Star para apagar elñ incendio y dejar las cosas en su sitio. Isaiah Thomas (22 y 9 asistencias) empezó a anotar con fluidez para decidir un recital ofensivo en el que se lograron 247 puntos y se repartieron 66 asistencias.