NBA

Los tres récords que trata de alcanzar Stephen Curry

El base de los Golden State Warriors está, al margen de la lesión en la pierna, en el momento más dulce de su carrera y tiene un par de objetivos por delante.

Stephen Curry
EZRA SHAW AFP

No es una novedad, ni una sorpresa decir que Stephen Curry es ahora mismo el mejor jugador del planeta básquet. El base, a pesar de la lesión en la pierna derecha, sigue dando lecciones cada vez que salta a una cancha, al igual que su equipo, unos Golden State Warriors cuyo destino parece estar marcado: alcanzar y superar el récord 72-10 de los Chicago Bulls de Jordan.

Pero al margen de los hitos colectivos, Curry tiene por delante tres grandes retos: uno muy bien conocido y otro dos, no tanto. El primero es el clásico de todas las campañas, el del récord de triples anotados en un curso. Y es conocido porque ya lo ha roto en dos ocasiones. En la temporada 2012-13 logró 272, robando el anterior en manos de Ray Allen (269, 2005-06) y la pasada, 286. En esta, el actual MVP lleva 150 (4,5 por encuentro) en 33 partidos (se ha perdido dos), de esta forma, su proyección si jugase los 47 que quedan sería insultante: 361,5.

Los 127 seguidos de Korver

El segundo tiene una relación directa con el primero. Kyle Korver estuvo 127 partidos seguidos anotando al menos un triple, una marca a la altura de los grandes shooters y no hay nadie que ejemplifique mejor ese término como Curry. Lleva 105 consecutivos. La última vez que se fue con un rosco tras 48 minutos fue el 11 de noviembre de 2014 ante los Spurs (0/7). Podría superar al alero de los Atlanta Hawks en una visita de altura en Oklahoma el próximo 28 de febrero.

50%-40%-90%

El tercero podría ser algo más complejo para un jugador que no fuera él. Hablamos de la posibilidad de acabar la temporada con 50% en tiros de campo, 40% en triples y 90% desde la línea personal. Ahora, tiene una media de 51%-44,5%-90,3%. Si finalizará así la Temporada Regular, el base se uniría a un selecto grupo formado por Kevin Durant, Steve Nash (en cuatro ocasiones), Nowitzki, Reggie Miller, Mark Price y Larry Bird (dos veces).