IMQ paraliza las conversaciones con el Bilbao para el patrocinio

BILBAO BASKET

IMQ paraliza las conversaciones con el Bilbao para el patrocinio

IMQ paraliza las conversaciones con el Bilbao para el patrocinio

DIARIO AS

La firma sanitaria pide un plan de gestión y no dará más pasos “hasta que se aseguren condiciones de estabilidad”, reflejó en un comunicado.

El Bilbao Basket no acaba de salir del fango. En una nueva vuelta de tuerca, cuando todos daban por hecho la llegada de un patrocinador que garantizase la estabilidad durante el curso actual y los próximos cuatro años, éste acaba de lanzar un mensaje claro: “El apoyo des Grupo IMQ (firma aseguradora y dedicada a la sanidad) al proyecto de esponsorización siempre ha estado condicionado a que se aseguren las condiciones de estabilidad, transparencia y viabilidad suficientes, que hoy por hoy no están garantizadas. Grupo IMQ reitera el apoyo al proyecto de Bilbao Basket, con el que ya mantiene una relación de patrocinio y confía en poder seguir colaborando en un futuro en cuanto se den las condiciones y las garantías para ello”. La nota ha arrojado un jarro de agua fría sobre un equipo que está al límite del aguante tras los reiterados retrasos en el pago de nóminas.

En teoría, esta semana se iba a presentar el acuerdo con IMQ como patrocinador nominal, aprovechando el tirón de un Madrid que visita Miribilla el domingo, pero la firma vasca pide previamente un plan de gestión y conocer la situación actual del equipo. A Gorka Arrinda, mandatario saliente, se le pidió que informase sobre qué deuda había y, como de costumbre, esquivó la cuestión. “IMQ considera como requisito fundamental la existencia de un proyecto de gestión que permita asegurar la viabilidad a futuro del proyecto para, en dicho marco, establecer las reglas de una nueva colaboración entre ambas entidades, circunstancia que a día de hoy no se produce –ha refrendado IMQ en el comunicado -. IMQ expresa su deseo de que el club deportivo Bilbao Basket, sus jugadores, sus trabajadores y su afición encuentren una solución idónea a la delicada situación por la que atraviesa”.

Hace una semana, Enrique Guzmán, portavoz de los nuevos gestores del club, aseguró que el pacto para caminar de la mano se había enturbiado tras filtrarse a la prensa, pero no corría riesgo. Dijo que se había esbozado "a brocha gorda", a la espera de marcar el trazo fino, un plan de viabilidad y señaló que IMQ iba a poner el dinero necesario para 'reflotar' el club. Esa misma tarde, la firma puntualizó que no había acuerdo, y ahora asegura que paraliza las negociaciones. Se llegó a barajar un montante de cuatro millones y medio de euros hasta 2018.

Comentarios

Comentarios no disponibles