Alfonso Reyes: “Me preocupa lo que hay después del baloncesto”

ABP

Alfonso Reyes: “Me preocupa lo que hay después del baloncesto”

Alfonso Reyes: “Me preocupa lo que hay después del baloncesto”

Alfonso Reyes (Córdoba, 1971) fue nombrado el lunes presidente de la Asociación de Baloncestistas Profesionales. El exjugador afronta con “ilusión y responsabilidad” el reto.

—¿Cómo afronta el reto de representar a los jugadores profesionales?

—Es ilusionante. Después de ejercer de ingeniero durante siete años tras mi retirada de las canchas, un periodo en el que he aprendido mucho, la llamada de la ABP para sustituir a Llorente es una motivación y a la vez una responsabilidad. Quiero que los jugadores sientan la Asociación como suya y que se vean respaldados.

—¿Impone un poco reemplazar a una persona que ha estado 20 años al frente de la ABP?

—Él ha decidido que ya era hora de dejar paso a otras personas. Lo que tengo es ilusión y creo que todo irá bien.

—¿Cómo ve a la Asociación?

—Aún es pronto para hacer una valoración. Quiero revisar a fondo los estatutos y el convenio, y estudiar bien su funcionamiento. Hablaré con todas los organismos relacionadas y haré una ronda de presentaciones con los equipos. Sí que puedo decir que el apoyo al jugador será constante, no sólo durante su carrera sino también después de ella. Salir al mundo real es difícil.

—¿Cuál es su ideario inicial como presidente?

—Quiero seguir haciendo las cosas que ya se han hecho bien, que son muchas, y mejorar las que no han sido tan buenas. Los jugadores deben tener apoyo jurídico cuando sea necesario. Hay que mantener una buena relación con la ACB, porque todos tenemos que contribuir a que el baloncesto llegue a las cotas que debe alcanzar. Y me preocupa especialmente la formación del jugador para su vida después del baloncesto. Ahí puedo poner toda mi experiencia a su servicio. Tengo muchas cosas en la cabeza y el cuaderno en blanco para apuntar todas las sugerencias que me hagan... y también las críticas.

—¿Le gusta el convenio?

—Siempre habrá detractores, pero creo que es un buen comienzo para los próximos cuatro años. Es el marco de legislación más adecuado, aunque todo es mejorable.

—¿Preocupan los impagos?

—Por supuesto. En la Asamblea fue uno de los principales temas. No es lógico que un trabajador no cobre. Se puede aguantar un tiempo en momentos de crisis como este, pero eso depende de cada jugador.

—¿Qué opina de la actual situación de la ACB?

—En la ABP debemos tender la mano a la Liga defendiendo nuestros intereses. El momento es difícil, porque hay afición pero las audiencias bajan. Hay que revertir esa situación y aunque no conozco la solución, está claro que hay que hacer algo. El baloncesto no marcha como nos gustaría a todos.

Comentarios

Comentarios no disponibles