Competición
  • Champions League
  • Mundial de Clubes

Rudy mantiene invicto al Madrid en un Príncipe Felipe a reventar

ACB

CAI 68-REAL MADRID 75

Rudy mantiene invicto al Madrid en un Príncipe Felipe a reventar

Los 21 puntos del alero y su actuación el último cuarto pudieron con la ilusión del CAI. 10.853 espectadores abarrotaron el Príncipe Felipe.

Para ganar al Real Madrid no vale con hacerlo bien y aprovechar que el ogro tenga un día discreto. Para ponerle el cascabel a este gato hay que estar perfecto los 40 minutos. Si fallas canastas fáciles debajo del aro, algún triple te hace la corbata y pierdes un par de balones en momentos decisivos, estás muerto. Y además tienen que alinearse los astros. Muy difícil. Eso no le pasó a un bravo CAI Zaragoza, que luchó hasta la extenuación pero se topó con la inspiración de Rudy y con la habitual solvencia defensiva de su rival. Tras otro éxito de público -10.853 espectadores, lleno en el Príncipe Felipe-, los de Laso están a tres triunfos de acabar la primera vuelta invictos y a uno de igualar el mejor arranque liguero, con el actual formato de 34 jornadas, que firmó el Barça en la campaña 2009-10: 15 victorias.

El CAI llevó el partido a la pintura, donde se mueve con agilidad Shermadini pese a sus 2,16. Mejri se emparejó con él de inicio y el experimento no salió bien: 8 puntos, 4 rebotes y 11 de valoración para el georgiano en ocho minutos... y eso que falló algún mate que se daba por anotado. Los de Abós salieron valientes, con cambios defensivos y también de ritmo en ataque, y llegaron a tener cinco puntos de ventaja para algarabía de sus fieles parroquianos (15-10, min. 7). Pero el Madrid, sin alardes ni arreones, al tran tran, terminó ganando los dos primeros cuartos. Le bastaron pinceladas de calidad de Carroll, Rudy y Sergio Rodríguez, y ratos de trabajo, sobre todo de Reyes y Slaughter, para cerrar puertas en defensa.

El tercero lo perdió por culpa de Rudez, brillante en su cara a cara con ventaja de altura ante Rudy. Lo que no sabía el croata es que no conviene irritar a la máquina de competir que es el alero mallorquín: robos, dos triples y una entrada suicida para la máxima ventaja blanca, que luego Slaughter subiría a 10 puntos tras un 3-13 (57-67, min. 35). El CAI soñó con la machada aprovechando el descanso prematuro de su verdugo y otro empujón de Rudez, pero una pérdida de Tabú con el marcador 66-70 echó por tierra sus opciones. Y Reyes cerró con un 2+1 otra victoria del Madrid. Y ya van 27.

Comentarios

Comentarios no disponibles