NewslettersRegístrateAPP
españaESPAÑAchileCHILEcolombiaCOLOMBIAusaUSAméxicoMÉXICOusa latinoUSA LATINOaméricaAMÉRICA

CORONAVIRUS

La coriza, el síntoma frecuente de la COVID

Un estudio elaborado por Reino Unido afirma que uno de cada cuatro pacientes analizados tuvo coriza durante su infección por coronavirus.

Actualizado a
A woman wearing face mask uses a fan as she walks on a street on a hot day, following the coronavirus disease (COVID-19) outbreak in Shanghai, China July 19, 2022. REUTERS/Aly Song
ALY SONGREUTERS

Todos conocemos, en mayor o menor medida, la sintomatología de la infección por coronavirus. Tos, fiebre, cansancio y dolor de cabeza o garganta son algunas de las más comunes, pero con la aparición de nuevas variantes los signos que indican un posible contagio de COVID han cambiado.

Un informe elaborado por Reino Unido, citado por la BBC, analizó a 17.500 personas que dieron positivo en coronavirus y registró los síntomas más comunes: dolor de garganta y cabeza, tos y secreción nasal. Pero también se menciona la coriza, un síntoma algo más desconocido.

¿Qué es la coriza? Según la Sociedad Española de Medicina Interna, la coriza o rinitis es “un trastorno que afecta a la mucosa nasal y que produce estornudos, picor, obstrucción, secreciones nasales y, en ocasiones, falta de olfato”. Se inflama la mucosa de la nariz y los síntomas suelen durar dos o más días consecutivos.

Según el estudio mencionado, la coriza fue el quinto síntoma más común entre los participantes: el 40% de ellos tuvo coriza. Los cuatro más frecuentes fueron dolor de garganta (58%), dolor de cabeza (49%), nariz taponada (40%) y tos seca (40%). Fiebre (13%), escalofríos (12%), dificultad para respirar (11%), dolor de oído (11%) y la pérdida de olfato (10%) fueron los síntomas menos registrados.

En estos momentos, la variante dominante en España es la BA.5, una subvariante de Ómicron que presenta tres mutaciones en su proteína de espícula que la hace más contagiosa. Además, es capaz de evadir la respuesta inmune generada por la vacunación y por infecciones previas. La mayoría de los síntomas son similares a los que ya presentó Ómicron.

La OMS teme la evolución de la COVID en otoño e invierno

Ante este escenario, la OMS ha alertado este martes de la nueva ola de COVID en Europa, y ha avisado que el viejo continente atraviesa una situación similar a la del verano de 2021, con casi tres mil muertos semanales. Así, ha advertido a los Gobiernos a estar preparados para el otoño y el invierno.

“Con el aumento de casos también estamos viendo una subida de las hospitalizaciones, que no harán más que incrementarse en los meses de otoño e invierno cuando las escuelas reabran, la gente vuelva de vacaciones y la interacción social se mueva a los interiores con la llegada del frío”, ha explicado en un comunicado el director de la oficina regional de la OMS en Europa, Hans Henri P. Kluge.

“Consideren la actual situación: la región europea ha visto triplicarse los nuevos casos de COVID-19 en las últimas seis semanas, con casi tres millones más la semana pasada, lo que es casi la mitad de todos los casos mundiales”, ha avisado el alto funcionario.