NewslettersRegístrateAPP
españaESPAÑAargentinaARGENTINAchileCHILEcolombiaCOLOMBIAusaUSAméxicoMÉXICOperúPERÚusa latinoUSA LATINOaméricaAMÉRICA

ACTUALIDAD

Cuándo no debes tomar ibuprofeno

Una lista de la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (AEMPS) aconseja limitar el uso del medicamento a las embarazadas y personas con problemas cardiovasculares.

Actualizado a
Cuándo no debes tomar ibuprofeno

El ibuprofeno es uno de los medicamentos más comunes en las casas de los españoles. Se trata de un antiinflamatorio no esteroideo (AINEs) que suele estar presente en la mayoría de los botiquines junto a otros medicamentos como el paracetamol, el agua oxigenada o el betadine.

Según la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (AEMPS), el ibuprofeno se utiliza para el tratamiento de la fiebre y para el tratamiento del dolor de intensidad leve o moderado incluida la migraña. También se emplea para el tratamiento de la artritis, artrosis, espondilitis anquilosante, inflamación no reumática y la dismenorrea primaria. La acción del ibuprofeno consiste en detener la producción del cuerpo de una sustancia que causa dolor, fiebre e inflamación.

Si bien estos son los casos en los que se suele recurrir al ibuprofeno, siempre es necesario acudir a un médico que evalúe nuestra situación y decida recetar o no el medicamento para evitar la sobreexposición al medicamento, que suele estar al alcance de todos. Por ello, la AEMPS ha indicado en su web los casos en los que hay que evitar ‘tomarse’ un ibuprofeno:

  • Si es alérgico (hipersensible) al ibuprofeno, a otros medicamentos del grupo de los antiinflamatorios no esteroideos (AINEs), a la aspirina o a cualquiera de los demás componentes de este medicamento. Las reacciones que indican la alergia podrían ser: erupción cutánea con picor, hinchazón de la cara, labios o lengua, secreción nasal, dificultad respiratoria o asma.
  • Si padece una enfermedad grave del hígado o los riñones.
  • Si ha tenido una úlcera o hemorragia de estómago o de duodeno o ha sufrido una perforación del aparato digestivo.
  • Si vomita sangre.
  • Si presenta heces negras o una diarrea con sangre.
  • Si padece trastornos hemorrágicos o de la coagulación sanguínea, o está tomando anticoagulantes (medicamentos utilizados para “fluidificar” la sangre). Si es necesario utilizar a la vez medicamentos anticoagulantes, el médico realizará unas pruebas para la coagulación sanguínea.
  • Si padece una insuficiencia cardiaca grave.
  • Si se encuentra en el tercer trimestre del embarazo.

¿Por qué no se puede tomar con problemas cardíacos o durante el embarazo?

En especial, la AEMPS señala que las personas con problemas cardiovasculares y las mujeres embarazadas o en edad fértil tienen que tener especial cuidado. En el caso de los problemas cardíacos, la Agencia aconseja no superar la dosis recomendada ni la duración del tratamiento, y es necesario consultar con el médico si hay problemas de insuficiencia cardíaca, angina, cirugía de bypass, arteriopatía periférica, si se ha sufrido un ataque al corazón o algún tipo de ictus.

“Los medicamentos antiinflamatorios/analgésicos como ibuprofeno se pueden asociar con un pequeño aumento del riesgo de sufrir un ataque al corazón o ictus, en especial cuando se utiliza en dosis altas”, explica la Agencia. También aconseja consultar con el médico el tratamiento si tiene la presión arterial alta, diabetes, el colesterol alto, tiene antecedentes familiares de enfermedad de corazón o ictus, o si es fumador.

Por otro lado, la AEMPS no recomienda tomar ibuprofeno durante el primer y segundo trimestre del embarazo, “salvo que se considere estrictamente necesario”. En el tercer trimestre la administración de ibuprofeno está contraindicada. En cuanto a las mujeres en edad fértil, la AEMPS indica que “los medicamentos del tipo ibuprofeno se han asociado con una disminución de la capacidad para concebir”.

Normas

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión. ¿Olvidaste la contraseña?