NewslettersRegístrateAPP
españaESPAÑAargentinaARGENTINAchileCHILEcolombiaCOLOMBIAusaUSAméxicoMÉXICOperúPERÚusa latinoUSA LATINOaméricaAMÉRICA

ACTUALIDAD

Más de 15 años con VIH en niveles indetectables: el caso excepcional de una mujer de Barcelona

Un grupo de científicos del Hospital Clínic de Barcelona ha conseguido identificar las células que mantendrían a raya el VIH en una paciente que ya no toma medicamentos.

Actualizado a
Más de 15 años con VIH en niveles indetectables: el caso excepcional de una mujer de Barcelona

Un grupo de científicos del Hospital Clínic de Barcelona ha conseguido identificar las subpoblaciones de las células de la sangre que podrían controlar la replicación del virus VIH, unas células NK (Natural Killer) que tienen memoria y las T Gamma-Delta, que proporcionan inmunidad inmediata. Los investigadores llevaron a cabo un estudio en una mujer española portadora del virus que ya lleva más de 15 años controlando el virus sin tomar medicación y con una carga viral indetectable.

Para la mayoría de infectados de VIH se sigue un mismo tratamiento, una terapia antirretroviral (ARV) que combina numerosos fármacos para evitar que el virus se replique. Esto reduce la carga viral del VIH hasta niveles indetectables y el virus se hace intransmisible, pero no cura el VIH de forma definitiva. Cuando se suspende la terapia, el virus se recupera.

Pero hay casos excepcionales. Los “controladores postratamiento” son personas, muy pocas, que son capaces de contener el virus incluso después de haber terminado la medicación. Por otro lado, los “controladores de élite” (menos del 1% de los infectados, según El País) pueden mantener a raya el VIH sin haber iniciado el tratamiento antirretroviral.

Carga viral “casi indetectable” durante 15 años

Pero el caso de la “paciente de Barcelona” va más allá de la excepcionalidad. Fue diagnosticada en 2006 con una infección aguda de VIH (algo atípico en los dos casos anteriores) y fue incluida en un ensayo clínico liderado por José M. Miró. El objetivo era conocer la posibilidad de reforzar el sistema inmunitario para que se defendiese de forma natural contra el VIH.

¿El resultado? “Tras nueve meses desde que le interrumpieron el tratamiento, esta paciente dejó de tener carga viral detectable del VIH en plasma”, explica para El País la doctora Núria Climent, investigadora del grupo Sida e infección por VIH del IDIBAPS. “No rebotó el virus, y no ha rebotado durante 15 años y más de 50 analíticas de carga viral; no es que a veces pudiera tener alguna pequeña presencia de bajo nivel. Siempre ha sido indetectable”.

Las células NK y Gamma-Delta, clave para el futuro de los tratamientos

El caso de la paciente de Barcelona es “único” y “excepcional”, no solo por llevar tanto tiempo sin VIH, sino por haber permitido que se caracterizase el mecanismo de control del cuerpo, las células NK y las Gamma-Delta. Todo se resume en esta frase para El País del doctor Josep Mallolas, jefe de la Unidad de VIH-SIDA del Clínic: “Si fuéramos capaces, mediante un tratamiento, de repetir o replicar esa capacidad inmunitaria innata que tiene esta mujer, las ventajas serían enormes”.

“Es como si asistiéramos por primera vez a la victoria sin paliativos del sistema inmunológico sobre el virus. Es precioso ver cómo el reservorio viral cada vez es menor, es como si las NK tuvieran al virus acorralado. Y cada vez van eliminando más células infectadas. Probablemente, llegue un momento en que el reservorio llegue a cero”, explica Mallolas.

Los siguientes pasos en la investigación del VIH

Es importante subrayar que la “paciente de Barcelona” sigue infectada de VIH, pero su cuerpo mantiene a raya el virus de forma natural. Puede ser el futuro de los tratamientos contra el VIH. Como bien explica el medio citado, los casos de los pacientes de Londres y Berlín se hicieron mediáticos porque, a través de un trasplante de médula ósea, consiguieron erradicar el VIH de sus cuerpos. Pero esta solución no es viable para todos los infectados del mundo.

“No puedes utilizarlo para los casi 40 millones de personas con VIH. En cambio, si logras detectar a un grupo con un cierto sustrato genético que mediante ciertas intervenciones puede controlar espontáneamente el virus, estarías haciendo algo potencialmente mucho más sencillo de escalar”, señala el doctor Juan Ambrosioni, médico de la unidad de VIH-SIDA del Clínic.

El plan de los investigadores es el siguiente: identificar qué factores propios de la paciente entraron en juego junto a los que le administró el doctor Miró en el ensayo clínico de 2006 para imitar las condiciones y aplicarlas a otros infectados de VIH. “Lo que es muy importante es estudiar en profundidad a esta señora y que, una vez que conozcamos sus células y su inmunidad al 100%, seamos capaces de diseñar proyectos de investigación para otros, de tal manera que, aunque no les podamos curar, logremos que puedan estar sin tratamiento, con carga viral indetectable y sin posibilidad de contagiar durante muchos años”, concluye Mallolas.

Normas

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión. ¿Olvidaste la contraseña?