FAMOSOS

Paula Echevarría: “No me veo con pelo en el sobaco ni con canas”

La actriz ha hablado sobre las rutinas de belleza que sigue. Aplaude la moda de visibilizar las canas, pero es algo que ella nunca haría.

Actualizado a
Vestido de Andrew Pocrid; sandalias de Lodi; joyas vintage Del Páramo

Paula Echevarría es una mujer a la que le gusta cuidarse por dentro y por fuera. Es madre de dos hijos y compagina sus tareas en casa con su trabajo de actriz. También trabaja en publicidad, sobre todo con productos de belleza y cuidados para el cabello. Desde Divinity han hablado con ella en una entrevista exclusiva en la que ha detallado algunos de sus trucos para estar perfecta a sus 44 años.

“No recuerdo en qué momento de mi vida empecé a cuidarme porque no tengo recuerdos sin hacerlo. Mi madre ha sido siempre muy disciplinada con las rutinas del cuidado de la piel, del pelo... y yo creo que ella me las inculcó desde muy muy pequeña. Para mí, los cuidados han sido siempre parte de mi rutina diaria, por eso nunca me ha dado pereza. Y lo mismo he intentado yo hacer con mi hija. Siempre, desde muy pequeña, le he echado crema. Y yo ahora veo que ahora ella sale del baño y siempre se echa su crema. Yo creo que es importante hacerlo desde muy pequeños”, comienza explicando.

Su pelo, muy importante para ella

“Llevar 16 años en Pantene me ha permitido aprender muchos trucos. Por ejemplo, no desenredarte el pelo en mojado porque se parte el doble. O también aplicarte la mascarilla y no quitártela hasta el día siguiente. Todo eso son trucos que vas aprendiendo. También, otra cosa que he aprendido, es que no existe un tope de lavados, es mentira que sea malo lavarse el pelo todos los días. Tienes que lavártelo las veces que necesites. También he aprendido que no hay un producto que es para tí, tú cambias y el estado de ánimo también afecta. Tienes que ir adaptando cada producto a tu momento y al momento en el que estés, es como la piel, no siempre la tienes igual”, señala sobre los cuidados de su pelo.

Muchas famosas han apostado por visibilizar las canas y dejar atrás los tintes, en su opinión: “Yo, a nivel personal, a día de hoy no me veo con canas. Es una cuestión personal, igual que hay gente que se deja pelo en la axila y yo no me veo con ello. Creo que hoy en día hay muchas reivindicaciones que no por no hacerlas eres menos mujer o menos feminista o menos natural. Por esa regla de tres no te compres ropa y tira con lo que tienes, no te eches crema, no te maquilles nunca, no te tapes la ojera…”, añade.

“Creo que no puede haber una involución en la belleza. Yo creo que cada una tiene que estar a gusto consigo misma y si una persona se ve bien con las canas, yo te prometo que lo aplaudo pero no es mi caso. Yo no me veo bien ni con pelos en el sobaco ni con canas. Como me quiero ver bien, intento evitarlo”, señala.

¿Qué rutina facial sigue?

Su rutina facial: “Yo lo pruebo todo, pero tu rutina es la que es. La limpieza, que como decíamos antes desde una niña tiene que hacerla. Yo a mi hija, en la ducha, le he puesto un limpiador de cara para que, igual que se enjabona el cuerpo o la cara, se enjabone el la cara con su producto especial. La limpieza, como el pelo, limpieza e hidratación. Luego puedes hacerte un tratamiento más allá, depende de la época del año, de la estación. Pero la base de cuidarse es mucho más fácil si se hace de forma constante”, explica.

Sobre las ojeras: “Yo creo que, en mi caso, debe ser algo genético porque las tengo desde que tengo uso de razón. En mi mejor día, que haya descansado fenomenal y haya dormido doce horas, tengo ojeras. Además es algo que no se quita con nada. He preguntado muchas veces un tratamiento para las ojeras, puedes mejorarlo, pero no es como el bótox para las arrugas, que te pones algo para que se quite. Yo necesito cubrirlas porque no me gusta, me hace como cara de cansada”, añade.

Su cambio físico tras dejar de fumar

Cambio en la piel al dejar de fumar: “He notado cambio en la piel al dejar de fumar, pero tengo que reconocer que siempre he tenido muy buena piel, y eso es una cuestión genética. Mi madre tiene muy buena piel y creo que lo he heredado de ella. Yo no era una fumadora a la que se le viera la piel estropeada, pero he ganado un puntito extra. No sé en qué, no te sé decir, pero hay como más brillo y está como más jugosa”, cuenta.

Su opinión sobre la cirugía estética

“Yo estoy a favor de utilizar la cirugía estética por algo puntual. Estoy a favor cuando es para evitar complejos, cuando algo de ti no te gusta. Yo misma me operé el pecho, no tenía nada y consideraba que con un poquito estaría mejor. A la vista está que no me puse nada exagerado, pero necesitaba ese poquito. Yo he utilizado la cirugía estética y veo muy bien que la gente la use. Lo que no veo bien es que sea lo recurrente, lo fácil. Estoy más a favor de la cirugía, muchas veces, que de ciertos tratamientos que vas solapando. El día de mañana, si me tengo que hacer algo, prefiero hacerme un lifting y ya, a ir recauchutando hasta la saciedad”, concluye para Divinity.

Normas

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión. ¿Olvidaste la contraseña?