REDES SOCIALES

María Castro: “Tengo una mutación genética”

La actriz cuenta que le diagnosticaron una enfermedad con apenas 21 años que hace que precise de este fármaco si se queda embarazada.

Actualizado a
María Castro: “Tengo una mutación genética”

A la espera de verle la cara a su tercer hijo, la actriz María Castro ha querido visibilizar a través de las redes sociales la enfermedad que padece y que la obliga a pincharse heparina durante los embarazos para no sufrir trombosis. “Creo que es muy importante normalizarlo”, ha dicho la actriz gallega.

La intérprete de La promesa, casada con José Manuel Villanueva, ha explicado a través de un vídeo en Instagram la razón por la que probablemente se vean hematomas en su tripa durante la gestación con la que tendrá familia numerosa (tres dar a luz a Maia, de 7 años, y Olivia, de 3), ya que a los 21 años le diagnosticaron le diagnosticaron una enfermedad por la que tiene tendencia a la trombosis.

“Como no voy a poder evitar enseñar mi barriguita, vais a ver que aparecen una serie de hematomas a los lados que no quiero tapar, porque creo que es muy importante normalizarlo. […] Me inyecto heparina durante todo el proceso del embarazo y la lactancia, porque por fortuna me descubrieron a los 21 años una trombosis en una pierna, y al buscar el origen vieron que tengo una mutación genética”, explicó la artista.

“Un poco engorroso”

“No hay mal que por bien no venga, y, desde entonces, sé que si en algún momento me quedo embarazada, como es este caso, me tengo que pinchar. Así lo hice con todos los embarazos. Es un poco engorroso, sí; tengo opción, no. Así que yo, como todo en la vida, me pincho una alegría y pienso que son vitaminas para el bebé —que no es cierto— y ya está, sin más”, relata Castro.

Me da mucha pena que muchas mujeres se queden sin ser madres por este motivo, o que, aunque luego lo consigan, pasen por el proceso de perder uno, o dos… Porque cada pérdida es un duelo, y es un duelo muy horrible, que se suele pasar en silencio. No todo es fruto de la mala suerte, a veces el conseguirlo o no puede ser fruto de la ciencia”, zanja.