REDES SOCIALES

La extensa reflexión de Dani Martín: “Me apetece hacer lo que me salga”

El cantante ha confesado que lleva un año tomando una medicación que, junto a la terapia a la que está sometido, le está “ayudando mucho”.

Actualizado a
La extensa reflexión de Dani Martín: “Me apetece hacer lo que me salga”

Dani Martín atraviesa días felices, centrado en su música y con una nueva ilusión en el terreno sentimental de la mano de la influencer María Partida, conocida popularmente en las redes sociales como Meriloves. Y en medio de esta felicidad, ha querido lanzar una extensa reflexión en las redes sociales que ha sido entendida como contradictoria pero que es, sin duda, un grito de libertad, de ser quien es y hacer lo que quiere hacer.

“La juventud es un gran momento, pero el presente también. A veces busco esa frescura que tenía con 28, pero siento que eso es forzado ya. Prefiero sacar la verdad que tengo con 45 antes de hacerme el jovencito, que lo soy, pero me siento más en otro lugar”, comienza expresando el artista. “Me encanta enseñaros cómo ronco, que no estar delgado y comer patatas fritas si te lo pide el cuerpo es salud, que tengo granos, que soy inseguro, que me equivoco mucho, que me encanta el vino, que me gusta boxear dos veces a la semana con Pablo, jugar al fútbol los sábados con mis Jareños, que hacer una gira de pocos conciertos me hace más feliz que hacer muchos (...). Que me encanta, el día que me veo guapo, hacerme una foto de perfil, que es como yo me veo bien, en Instagram”, continúa.

Un disco que no sigue “ningún canon”

El cantante desea hacer lo que siente, también con la música, sin que nadie le diga ni le imponga absolutamente nada: “Estoy haciendo canciones, voy a hacer un disco, pero no me apetece seguir ningún canon ni acercarme al sonido actual ni hacer 34 duetos ni trabajar con los productores de moda. Me apetece hacer lo que me salga, lo que sienta. Creo que, para alguien que se dedica a crear, lo más importante es vivir, da igual la etapa”.

“Hay que vivir, hay que dejarse afectar, sentir, viajar, observar, salir de casa, conocer, aprender, errar... O no, pero a mí me sale así (...). No tengo un cuerpo esculpido, jamás lo tendré (...). Soy un desastre en muchas cosas, maravilloso en otras. Me encanta comer, beber, las sobremesas, las siestas, hablar de cosas escatológicas (...). Soy un niño pequeño en cosas y me enfado como tal. Cuando me enfado me voy al sofá de los enfadados como un niño de 6 años y no como... ¡Como si a los demás les fuera a importar!”, continúa, mostrando así una cara de Dani Martín totalmente natural y sincera que pocos conocen.

Por último, el artista ha confesado que está “medicado desde hace un año” y que eso, junto a la terapia que lleva a cabo, le está “ayudando mucho”. Además, termina diciendo que no le gustan “las redes sociales creadoras de monstruos”, que le dan miedo las drogas, que echa de menos a su hermana Miriam (fallecida en 2009 por un infarto cerebral) y también a los amigos de su infancia. Y así concluye: “Cuántas contradicciones, ¿eh? Pues ese soy yo”.